lunes, 31 de julio de 2017

VIDA DE ORIENTADOR

  De mis casi tres semanas de vacaciones por Finlandia en este verano, me apetece rescatar una experiencia que recuerdo gratamente. Se trata de la visita que hice al hogar de los Puustinen, Ritva y Valto, en Iisalmi.
 Ritva ha trabajado como enfermera y profesora de enfermería; Valto, por su parte, fue jefe de bomberos y rescate de la región de Savo, en el centro de Finlandia. Valto, además, lleva practicando la orientación desde hace aproximadamente 60 años, ahí es nada. Hoy en día, a sus 81 añazos y con una operación de corazón, se niega a dejar de practicar su deporte favorito. 
 Ritva, su esposa, asistente, compañera, etc., trata de hacerle ver sus limitaciones, pero él sigue participando en entrenos y competiciones siempre que puede.
 En la foto adjunta salen Ritva y Valto ante las vitrinas en las que Valto ha ido colocando todos los trofeos conseguidos a lo largo de su dilatada experiencia como orientador. Aunque ha sido socio de varios clubes, lleva los 30 últimos como socio del Iisalmen Visa.
 En la jornada que pude disfrutar en su casa le transmití mi enhorabuena por su larga carrera como orientador y la sana envidia que me producía la mayor implantación de la orientación en Finlandia, si la comparamos con España y que se traduce en mayor número de competiciones, entrenamientos, clubes con más socios, etcétera.

Los Puustinen

No hay comentarios: