domingo, 6 de agosto de 2017

SISU

  Hace algún tiempo pude ver que un buen colega del mundillo de la orientación tenía colgado junto a su escritorio una cita escrita en francés que más o menos decía: Nada es imposible para el hombre que se entrega al trabajo sin contemplaciones. Ya digo que no recuerdo muy bien las palabras exactas pero lo más importante no es cómo digamos las cosas sino su significado, y éste me quedó muy claro.

  El tiempo pasó y la vida, que no deja de dar sorpresas a quien busca con avidez el conocimiento, me acercó a una palabra en finlandés que, aún siendo muy corta, tiene un significado cargado de contenido, contenido que guarda una estrecha relación con la cita que un día leí en un papel clavado a una pared.

 La palabra es "sisu", sisu significa determinación, resistencia, valentía, coraje, fortaleza de carácter, encarar retos y desafíos aunque esté todo en contra o cuando el éxito parece lejano y no está asegurado. De un modo más popular equivale a lo que decimos echarle huevos o tener cojones.

  Para los finlandeses, sisu es una seña de identidad, una forma de ser, una característica de su idiosincrasia grabada a fuego en su interior por la historia de su nación que, además, este año cumple un siglo de vida. Sisu es, también, una marca de camiones y de pastillas de regaliz.

  A mi me gusta que un significado tan grande sea expresado con una palabra tan pequeña, tan fácil. Me gusta que sisu, cambiando las sílabas se escriba "susi", que significa "lobo" en finlandés. Ese lobo son nuestros miedos, nuestros temores, nuestra ansiedad, nuestra angustia y nuestra preocupación. Por eso, ante el susi, sisu, como una analogía del ying-yang.

  Sisu puede utilizarse como ayuda a la meditación: Inspirando pronunciamos mentalmente "si", expresión asertiva por excelencia en castellano, y al expirar pronunciamos mentalmente "su", que con su "u" final nos ayuda a expulsar el aire. Al decir "su" evitamos el pensamiento de la palabra "no" pero, igualmente, nos ayuda a expulsar lo negativo de nuestro interior. Por tanto "sisu" puede ser un estupendo mantra y palabra "clave" que nos devuelva a un buen estado mental cuando perdamos la concentración, las ganas o el valor.