martes, 22 de febrero de 2011

Inicio de la Liga Norte 2011

   Arranca la Liga Norte a lo grande, con una prueba anulada el año pasado por la nieve y que, tal vez por eso, muchos orientadores la esperábamos con ansia viva. La carrera en sí ha supuesto un homenaje póstumo y prolongado en el tiempo al cartógrafo y colega Juanma Crespo. Ignoro si en algún acto, a lo largo del fin de semana, se le ha hecho mención pero no creo que exista mayor acto de gratitud y reconocimiento hacia él por parte del colectivo orientador que disfrutar practicando nuestro deporte en un lugar en el que puso toda su paciencia y capacidad para elaborar un plano que hoy, como en su estreno, refleja con detalle cada elemento natural digno de plasmar sobre el papel. Personalmente yo estoy deseando degustar las mieles del terreno que cartografió en Navaleno para la larga del EYOC; me he negado a coger copia alguna de dicho plano y mucho menos a pisar la zona porque quiero verlo con ojos nuevos y disfrutarlo desde el reto que supone la adaptación a un bosque inédito para mi.

   El sábado nos recibía con una llovizna intermitente algo molesta pero con buena temperatura. Teníamos por delante la prueba de relevos por equipos de la Liga Norte, casi ná… Yo corro con Luis y Edu en la categoría Veteranos A, al final esta ha sido la opción elegida en función de qué compañeros de club podían acudir a esta prueba. En nuestra categoría hay equipos duros de roer pero al final nos impusimos con bastante diferencia. Mi posta fue muy sólida técnicamente, sin errores, si bien, físicamente corrí bastante a disgusto porque no avanzaba como quería, sintiéndome muy torpe y pesado. Las mojadas y resbaladizas piedras tampoco ayudaban a avanzar con confianza y seguridad. Luis hizo un tiempazo y tampoco fallo casi nada; Edu por su parte si que falló algo tras pasar por la baliza del espectador pero al final alcanzamos la victoria. No puedo decir que este fuera un triunfo largamente deseado pero si es cierto que una vez conseguido hace mucha ilusión. Ahora ya podemos vender la piel del tigre, y el que algunos buenos “contrincantes” nos consideraran el equipo a batir es un orgullo y un honor.

  Por la tarde asistimos a la entrega de trofeos del ranking de la Liga Norte 2010 y de los relevos disputados por la mañana. La ceremonia quedo un poco deslucida porque muchos premiados no acudieron a recoger su trofeo, pero bueno, un dantzalari (no sé si se escribe así) se marcó un aurresku de honor al principio y al final del evento. Por la noche cena de las nuestras, de esas en que nos juntamos más de veinte, y luego a dormir que estábamos todos bastante cansados.

  La mañana del domingo Orduña luce una tenue niebla tras la que se adivina un cielo soleado y abierto. Desayunamos en la pensión donde nos alojamos y que regenta una señora…especial, fría y desconfiada en apariencia pero divertida y con carácter jocoso; una vasca tradicional me atrevería a decir, con ese sentido del humor tan característico. Aparcamos en el embarrado camino de acceso a la zona de competición y nos cambiamos. Hoy se nos ha unido Charo, una valiente con poca experiencia en orientación pero que se ha venido desde Aranda para practicar nuestro deporte y que se defendió bastante bien. Al llegar a las carpas habilitadas como refugio voy a dejar la bolsa donde llevo algo de ropa para cambiarme y otras cosas que pueden serme de utilidad, allí me encuentro con Nacho, a quien veo sentado y con pocas ganas de correr, se ve que no tiene el cuerpo para chirigotas. Nos ponemos a charlar y se pasa el tiempo hasta que ya nos decidimos a ir a la salida. Yo llevo el gps de muñeca para registrar mi itinerario pero no lo activo hasta que paso por el segundo control…en fin. Inicio la carrera con el firme propósito de no fallar en absoluto, como el día anterior, pero ya en las primeras dos balizas estoy algo espeso y he de relocalizar en las cercanías de los controles porque cometo pequeños errores de interpretación acumulando unos 3 minutos de pérdida nada más comenzar. Me enfado conmigo mismo pero lo cierto es que en el largo tramo hacia el tercer control tampoco lo hago demasiado bien, aunque también resuelvo la situación con una rápida relocalización. Luego navego sin grandes incidencias visitando varios controles, hago muy bien otro tramo largo entre la octava y la novena baliza, pero los dos siguientes controles se me atragantan. En el caso del 10º control no interpreto bien el relieve, veo a un corredor de mi categoría que va andando y parece lesionado, me lio un poco pero relocalizo en unas depresiones dentro del hayedo y no pierdo demasiado tiempo. Peor se me da el control 11º ya que, aunque voy leyendo todo perfectamente, al llegar a las cercanías del control giro hacia el Norte inexplicablemente metiéndome en otro hayedo en el que no me cuadra nada de nada, hago un poco el calamar por la zona y me encuentro de nuevo con el corredor lesionado con quien comparo la situación y me dejo llevar hasta que aparezco en un camino donde relocalizo y ya voy a la baliza como un tiro, eso sí, perdiendo en torno a 6-7 minutos por lo menos. Después de semejante cagada y con un pincho dentro de la zapatilla, que me hace correr apoyando mal el pie izquierdo, acabo los controles que me faltan hasta la meta sin mayor incidencia. Total, que por exceso de confianza y falta de concentración, por correr sin humildad, que no temor, he cometido unos cuantos errores que me han hecho perder al menos unos 15 minutos.

                                                                              Gibijo Clásica

  Al acabar la carrera charlo un poco con Urtzi y, sin saber cómo porque estaba un poco sonado, acabamos hablando en inglés con un orientador de Seatle en torno a varios temas. Ahí seguiríamos de no ser porque una atractiva mujer requirió su presencia. El resto de la mañana tocaba disfrutar del sol y de los comentarios con los colegas de aquí y allá. Luego, tras desprendernos de todo el poliéster, esparadrapo y demás, nos vamos a comer a Izarra y más tarde nos acercamos a visitar el monumento natural de Monte Santiago, donde también destacan los hayedos y páramos por ser un terreno kárstico muy técnico. Vemos el salto del Nervión y regresamos a los coches caminando por una senda que discurre entre el denso bosque. También han visitado la zona otros orientadores/as de varios clubes de la Liga Norte con los que hemos coincidido.

  En definitiva, una competición esperada, disfrutada, bien organizada, de esas que te da impulso para continuar la temporada con ganas.

lunes, 21 de febrero de 2011

ÁNIMOS RENOVADOS

Aunque el invierno sigue con su clima habitual, mi estado de ánimo a estas alturas no está gris ni plomizo. Ganas e ilusiones renovadas por competir y entrenar surgen con fuerza en mi interior. La primera carrera de Liga Norte de la temporada, a la que dedicaré en breve una entrada, también ha servido de lanzadera gracias a un terreno y plano espectaculares en los que desarrollar orientación de la "güena".
El buen resultado del sábado y el no tan bueno del domingo me animan a darlo todo en el futuro. Cuando lo haces bien quieres que se repita, cuando lo haces mal ves que hay cosas que mejorar y eso implica mucho trabajo por delante.
Este año tengo vacaciones en junio y estas son algunas de las competiciones a las que me gustaría asistir después de dos años en los que mis vacaciones han sido a la española. Espero llegar a ellas bien preparado física y técnicamente.

www.jukola2011.net

www.oktakas.lt

www.skpraga.cz/soubory/ck2011 o www.dobruska.cz/kob/advanta2011

sábado, 5 de febrero de 2011

Trabajo de campo

  He aquí un ejemplo de cartografía que me gustaría compartir con la gente a pesar de que el plano todavía no se ha estrenado, aunque ¿quien sabe?, tal vez nunca se estrene públicamente, ya que nació desde un deseo personal y un interés…yo diría arqueológico o histórico.

  La zona representada tenía para mi interés por una parte desde el puro punto de vista de la orientación ya que, aunque estamos hablando de apenas un kilómetro cuadrado, la zona es variada y rica en elementos como se puede comprobar; por otra parte, existen numerosos vestigios de pretérita ocupación humana que le dan al paisaje un toque especial.

  En la parte izquierda del plano hay una peña que en su día sirvió como apoyo para la construcción de una torre de vigilancia de, según los estudiosos, tres pisos. Hoy sólo quedan restos como los huecos en la piedra en los que un día se apoyaron vigas de madera y trozos de tejas rústicas. La importancia de este enclave fue vital para permitir la llegada de pobladores a la zona en épocas altomedievales. Junto a esta torre se edificó una minúscula ermita de la que hoy sólo queda la planta de unos 3x4 metros y el sepulcro del ermitaño cincelado en la roca. Hace pocos años se ha preparado en este entorno un área recreativa con mesas y bancos, asadores y un pequeño refugio dedicado a una virgen. Sin duda el campo rodeado por un muro en ruinas fue cultivado en el pasado para servir de sustento al ermitaño, a los vigilantes de la torre o a saber; hoy en día no se cultiva sino que queda reservado como pasto. Junto al cauce del arroyo que hay más al Norte se pueden ver los restos de un salto de agua artificial muy básico. Aun se puede apreciar el montículo por el cual discurría un canal que llevaba el agua hasta el lugar donde se podría moler, golpear piezas metálicas, etc. Más o menos a un kilómetro de esta zona se encuentran los restos de lo que debió ser la aldea que da sentido a la existencia de los citados vestigios. También cartografié la zona, que igualmente viene a ocupar un kilómetro cuadrado y en ella aparecen los restos de varias viviendas sin tejado y los muros que cercaban varios campos de cultivo en el fondo de profundas vaguadas.

  Desde un punto de vista cartográfico el interés está en ver cómo, partiendo de un mapa base muy sencillo con equidistancia de 10 metros, se va elaborando, con la ayuda de la ortofoto y un buen trabajo de campo (o eso creo yo), un plano de orientación apto por sus características para entrenamientos, carreras de relevos cortos, una media, pruebas para escolares, etc. Cada imagen se corresponde con el resultado de una sesión de trabajo de campo de unas seis horas, si bien hice a posteriori otras visitas en las que pulir y repasar el resultado final.

¿Que si se puede ampliar esta zona haciendo más planos? Pufff, no te lo puedes ni imaginar. Tal vez algún día…

                        Ejemplo01                                  Orto 1

¿Hacia dónde van los planos?, ¿hacia dónde la orientación?

  La cartografía de orientación ha evolucionado a la par que los recursos tecnológicos y la disponibilidad de sus resultados. Las imágenes aéreas y su manipulación digital, imágenes de satélite, nuevas formas de retratar la superficie de la tierra, que si LIDAR, que si tal, que si cual. Sin olvidar que, no hace tanto tiempo, mucho material sólo era disponible para militares por considerarse estratégicos, para profesionales de la ingeniería, topografía, arquitectura, etc. Hoy, cualquiera con un ordenador doméstico y una conexión a internet puede tener acceso a un inmenso cauce de información geográfica a su disposición.

  Alguien dijo en cierta ocasión que esta disponibilidad de tanto material y el más fácil acceso al software adecuado para elaborar planos había traído como consecuencia una pérdida en la calidad de la cartografía de orientación. Este tema da para un espeso debate. Pero a mi me gustaría proponer otra cuestión que me parece de importancia: ¿Puede la evolución de la cartografía condicionar la forma en que practiquemos la orientación? Me explico:

  Cuando los recursos eran los que eran, los planos se elaboraban con un nivel de generalización más elevado que con el que se puede trabajar, y de hecho se trabaja, hoy en día. La orientación se basaba en la elección de ruta entre los diversos controles y de la cartografía se esperaba que fuera lo bastante precisa como para eliminar el factor suerte. Hoy en día el nivel de precisión puede, gracias a la tecnología, ser mucho mayor, se puede trabajar con más detalle y parece que se está tendiendo a un tipo de orientación en la que no prima tanto la elección de ruta entre controles bastante separados sino el trazado de controles cercanos con muchos cambios de dirección y elecciones de ruta poco complejas. Sólo hay que ver el enorme auge de las pruebas en distancia media, sprint, etc...

¿Seremos testigos de dos tipos de orientación y de orientadores? Unos preferirán la orientación en modalidad clásica, larga y ultralarga con planos en escala 1:15.000 y permitiéndose alguna licencia como relevos o medias en escala 1:10.000. Por otra parte habría orientadores/as que preferirán la orientación en modalidad sprint con planos en escala 1:4.000 a ser posible de zonas urbanas, parques, etc., accediendo a participar en bosques pero sólo en distancia media o relevos. Para los primeros, los sprints son pruebas demasiado rápidas, de altísima concentración en las que un pequeño error de segundos se puede pagar muy caro, y para los segundos la orientación clásica puede resultar incluso aburrida, una experiencia demasiado prolongada en el tiempo.

  Si, es cierto, posiblemente haya llevado la cosa a extremos. Yo creo que muchos no queremos ponernos límites y degustar las mieles de la orientación en cualquiera de sus formas y modalidades, pero ¿es esta una actitud generalizada o veremos cómo los más jóvenes tienen una tendencia más selectiva?.Tampoco se puede negar que muchos orientadores de más edad no ven con buenos ojos la llegada de estas nuevas modalidades. Por ejemplo a mi me gusta la orientación a pie, con bici de montaña y, si supiera, con esquíes, pero hay orientadores a los que no les apetece o no quieren practicarla más que en una de sus formas. Para gustos los colores…

  El tiempo dirá si tenderemos a una polarización, lo que si es evidente es que ya podemos contar con material cartográfico de alta precisión. Hace poco, un orientador con mayúsculas, sin límites intelectuales, bloguero de pro y pontífice de nuestro deporte (lo de pontífice no tiene que ver con el Vaticano sino con la etimología del término, entendiendo como pontífice a aquel que tiende puentes. Lamentablemente en nuestro deporte también hay quien construye murallas, supongo que para defenderse, ¿de qué?,¿de quién?, ¿de los cambios?, ¿de nuevas formas de orientación?) me pedía opinión acerca de un plano que aparecía en el blog “okansas” (que es muy bueno y activo, por cierto), y que a su vez habían cogido de una entrada en la que “Tero” comentaba un entrenamiento realizado en un plano de la provincia de Alicante en el que había disfrutado mucho y le había sorprendido gratamente.

                                                                                      cap_de_aljub

  El caso es que dicho plano, tiene un nivel de detalle en el dibujo que alcanza unas altísimas cotas. ¿Es necesario?, ¿Es útil?, ¿No resulta excesivo?. Nótese que la distancia entre controles para el entrenamiento es corta. Mi opinión al respecto es la misma que la que he expresado en torno a otros planos parecidos:

  La orientación nació en un entorno muy específico que ha condicionado la cartografía y la forma de practicar la orientación, pero si queremos que la orientación se pueda practicar, por ejemplo, en los países de la cuenca mediterránea, en zonas áridas y con unas características particulares, tendremos que “permitir” que los planos alcancen un nivel de detalle más alto y los orientadores tendremos que aprender a seleccionar la información que nos ofrece el plano, leerla en detalle cuando haga falta y generalizarla cuando no sea necesaria. Hay un factor negativo y es que estos planos tan precisos aumentan su coste porque requieren más trabajo y son menos resistentes a los pequeños cambios que puedan darse sobre el terreno. Yo no veo nada de malo en que se trabaje con detalle la vegetación cuando no hay más elementos a representar y el terreno es monótono en sus formas. Lo que no se puede hacer es “prohibir” la orientación en aquellos lugares en los que el entorno no se parezca al bosque nórdico; si queremos que la orientación pueda ser un deporte global tendremos que abrir la mente a nuevas formas de cartografiar y de competir, aunque yo reconozco que la orientación en terrenos áridos no me motiva mucho.¿Qué pasará el día en que la orientación crezca notablemente en países con bosques tropicales? Sin duda surgirán nuevos retos para la normativa cartográfica.

  Tal vez sin llegar al extremo, en Castilla y León tenemos planos como La Calabaza, Monte el Viejo o Bosque el Nuevo, en los que la vegetación, a falta de otros elementos,(y porque suele ser vegetación espesa con contornos fácilmente definibles, pero no siempre) ha sido dibujada con mucha precisión. La orientación en estos terrenos tiene unos requerimientos específicos, pero ni mejores ni peores a los que pueda tener en otros terrenos, simplemente diferentes; a unos les gustarán más y a otros menos. Bajo mi punto de vista no debemos cerrarnos puertas, no podemos limitarnos a nosotros mismos y, sin caer en un “todo vale”, hacer avanzar la orientación para que pueda ser un deporte practicado y disfrutado en todo el mundo. Las normativas no son inmutables, hay que hacerlas avanzar, mejorar, integrar…desde lo general a lo particular y viceversa. Abracemos la orientación en cualquiera de sus manifestaciones pero respetando los gustos individuales de quienes la practiquen y dejemos que las cosas evolucionen, no nos restemos libertad ni a los demás ni a nosotros mismos. A lo mejor es tiempo de crear excepciones a la norma de no dibujar nada que no sea digno de que se le coloque un control.

¿O tal vez estemos asistiendo a la sutil venganza de los cartógrafos frente a aquellos que justificaban sus errores con la frase :”es que esto no viene en el plano”?

VIDEO DEL ORIENTIBIRRING 2011

Tras un primer envío y, en vista de que nadie ha puesto objeción alguna al hecho de dar una más amplia difusión al clip de la última edición del tradicional orientibirring de la concentración invernal del COV, he subido el citado video para cachondeo y admiración de propios y extraños.
Espero que os guste.

video