miércoles, 24 de noviembre de 2010

HISTORIA DE LOS PLANOS DE ORIENTACIÓN


El húngaro Lázsló Zentai ha elaborado un, muy interesante y muy bien ilustrado, documento en .pdf con la historia de la cartografía en el deporte de la orientación. Disfrutadlo:


lazarus.elte.hu/mc/9icom/lz.pdf


En la imagen, el mítico primer plano de orientación a pie que Knut Valstad estrenó en 1950.

viernes, 19 de noviembre de 2010

HORAS BAJAS


No paso por un buen momento respecto a la orientación. Desde hace años pensaba que me convertiría en un fiel aficionado volcado en cualquiera de sus facetas (competición, organización, cartografía, trazados, etc), como alguno de esos guiris con los que coincidía en algunas carreras en el extranjero o incluso en algunas ligas nacionales de aquí. Pero no es así.
Por una parte está la falta de ilusión por competir: Con el trabajo que tengo me toca trabajar muchos fines de semana, y el año que viene se presenta peor que todos los anteriores. Contínuamente me pierdo competiciones a las que me gustaría acudir, pero, por una parte, esta falta de motivación retroalimenta mi negativa disposición a entrenar; y por otra, el haberme perdido tantas citas está haciendo que me acostumbre a esta situación.
Este año he competido en muy pocas carreras, y ni el haber viajado a Irlanda, ni el haber rellenado algún hueco con la orientación en bici de montaña, ni mi victoria en la Liga Norte de Legutiano, ni el estreno del plano de Valonsadero en el EYOC y el campeonato regional consiguen rellenar este hueco que no puedo cerrar. Además, entre una carrera y otra pasan a veces muchas semanas.
Ya llevo todo este año que apenas he realizado trabajo de campo cartográfico. Me limito a trabajar delante del ordenador, aburrido y monótono. Tengo un montón de proyectos aparcados, esperando mejores tiempos.
Ya no tengo “mono” cuando paso dos días sin ir al bosque, he perdido el gusto por estar en el monte, entrenar se me antoja una acción absurda tanto en cuento pienso que no voy a darle la continuidad y constancia que sería deseable.
Poco a poco he ido haciéndome con más y mejores prendas para entrenar y competir, que si gps, que si tal que si cual, pero nada.
A veces juego/entreno con el CatchingFeatures, pero incluso esto me aburre si el plano no es realmente desafiante.
Mis referentes personales en el ambiente de la orientación también han cambiado, vienen unos y otros se van. Todos cambiamos.

Vamos de camino hacia el invierno y me dirijo hacia un túnel que no sé si tendrá salida. Creo que no importa ya el que pueda acudir a tal o cual carrera, curso o concentración que eventualmente pudiera relanzar mis ganas; si no tengo interés por salir al bosque en el día a día yo creo que poco o nada puede animarme. ¿Será la crisis de los cuarenta?,¿Me habré converido sin darme cuenta en una vaca sagrada? J
Ojalá en otra entrada a este blog pueda decir que vuelvo a disfrutar, no ya de la orientación, sino de la propia naturaleza tanto como antes. Que así sea.

miércoles, 10 de noviembre de 2010

LIGA NORTE EN BLANCO


En estos tiempos, y en todos los que han corrido y probablemente correrán, es importante tener una personalidad sólida, un criterio acorde a la misma y un carácter que sea el reflejo de ésta.
El hombre (y la mujer) es un animal social y en numerosas ocasiones nuestra personalidad da muestras de flaqueza ante la presión del grupo. La consecuencia puede ser que nuestro criterio se muestre errático y dubitativo y nuestro carácter se vea alterado por la lucha interna que enfrenta a aquello que queremos hacer contra lo que se supone que deberíamos hacer.
Enfrentarse a los elementos es digno de personas con un carácter fuerte y una firme determinación, pero no lo es menos enfrentarse a la postura unánime de un determinado grupo social y, en consecuencia, ser blanco de críticas y de términos malsonantes cuando no insultantes directamente.
El otro día tomé una decisión que mantuve hasta el final a pesar de que sabía que no sería bien recibida entre la gente que me rodeaba: Después de levantarme temprano y hacer un viaje bastante largo, decidí no competir en la carrera de Liga Norte que organizaba el club CRON en Lumbreras, al Sur de la Rioja.
Lo de madrugar no es importante para mí, trabajo en un sistema de turnos y cuando lo hago en turno de mañana he de levantarme a las cinco de la mañana...; lo del viaje tampoco es de importancia superlativa, aunque influía el que yo no era el conductor; nunca he practicado la orientación para ganar a fulano o a mengano y lo del ranking a veces supone una motivación pero nunca me ha quitado el sueño, entre otras cosas porque mi asistencia a las carreras está muy condicionada por mi calendario laboral. Así pues está claro que soy un orientador que se deja llevar por sus propias sensaciones (pobre de aquel que no practique la orientación desde un deseo interno) más que por condicionantes de corte, digamos, social; por eso antes de salir a competir escucho mi interior y analizo varias circunstancias: ¿He entrenado para acudir a esta prueba con garantías de no tener que recurrir a una táctica de supervivencia pura y dura? ¿Llevo tiempo sin competir y me comería el bosque a bocados? ¿Tengo algún presentimiento, sea éste positivo o negativo?
Otros condicionantes son la propia prueba, si el plano es nuevo o no, en qué grupo me veo integrado, etc, etc...
En resumen, me gustaría reclamar para mi y mis decisiones un poco más de respeto ya que yo respeté al resto de personas que si decidieron competir a pesar del mal tiempo. En ningún momento me dirigí a nadie diciendo: “Eres un suicida que no aprecia su salud” o “Si te lesionas o enfermas te estará bien empleado” o “Piensas más en el triunfo o en el ranking que en tu seguridad, eres un orgulloso con titulitis” o “Tienes menos ganas de correr que yo pero temes ser criticado” u “Obedeces al líder de tu equipo como un zombie”, etc...
A estas alturas de la película no creo que tenga que demostrar nada a nadie. En la orientación he visto muchas cosas que bajo mi criterio son mucho peores y más reprobables que el no salir a correr por que haga mal tiempo, lo cual en este caso no perjudica a nadie sino a mi mismo, así que antes de recriminar mi decisión yo invitaría a los más críticos a que reflexionaran un poco, que si hablamos de marqueses y lesionados crónicos se me ocurren varios nombres.

ORIENBIKE EN MONTEARANDA


Lo prometido es deuda y hace tiempo me comprometí a organizar una carrera de orientación con bici de montaña para algunos aficionados que trabajan conmigo.
Evidentemente lo que si iba a intentar es acercar a estos aficionados al mundo de la orientación normalizada a nivel mundial, con un plano adaptado a las normas IOF, etc, etc...
La cita por fín tuvo lugar el viernes 5 de noviembre. El día anterior tuve que poner balizas, trozos de cinta de plástico en realidad, hasta bien entrada la noche. Gracias al frontal que compré hace un año esta tarea se convirtió en una aventura nocturna de lo más gratificante y entretenida.
Ya el viernes por la mañana y antes de la salida puse cinco controles más en condiciones de niebla y pasando revista a los corzos del monte que, a esas horas, andaban agrupados y por espacios abiertos.
La gente fue llegando y cuando ya estabamos todos expliqué el funcionamiento de la prueba que consistió en un sector con salida masiva y diez controles de orden libre y otro sector con salida escalonada y trece controles de orden obligatorio en línea.
Tras la grata sorpresa que me llevé en Navas del Pinar el pasado agosto, llegando a la conclusión de que las personas con pocos conocimientos cogen al vuelo los conceptos básicos para encarar el reto de una carrera, esta vez no fue así, y los participantes tardaron más tiempo del que yo había previsto para acabar el sector del “score”. Tal fue la hecatombe que fueron varios los que volvieron a la meta sin todos los controles picados y que no iniciaron el sector en línea.
Sin embargo a otros se les dio mejor, no cejaron en el empeño de encontrar todos los controles y luego se lanzaron a iniciar el segundo sector. Finalmente de todos los participantes sólo acabaron la carrera con todos los controles dos de ellos, mientras otros cuatro abandonaron por diversos motivos, básicamente agotamiento y por la hora que era. El resto no inició la segunda parte de la prueba.
Al final, la competición que yo había previsto como un entretenimiento que pudiera durar unas tres horas se convirtió en una prueba de resistencia con un nivel técnico demasiado alto para estos corredores en particular.
Me disculpé y prometí que si en lo sucesivo organizaba alguna carrera más de este tipo bajaría tanto el nivel técnico como físico.
Por lo demás la gente me comentó que lo había pasado bien porque esto de la orientación era muy entretenido y divertido. Espero que esta experiencia no les quite las ganas de repetir.

lunes, 25 de octubre de 2010

LIGA NORTE EN LAS TUERCES




Domingo, 6:40 de la mañana, la radio se enciende a la hora prefijada y me cago en todo lo malo. Puffff, ¡cómo me gusta la orientación!...y ¡cómo me revientan los madrugones!
Me pongo en marcha, tengo que ir a Gumiel de Izán donde he quedado con Edu para ir a la carrera. De camino atravieso cautelosamente los bosques porque temo que algún animal se avalance sobre mi coche.
La A-1 de camino a Burgos está en obras; la verdad es que le hace falta porque los camiones machacan mucho el asfalto. Tras haber pasado Burgos, y cerca de nuestro destino, la niebla cubre los campos, ¿habrá niebla donde vamos a correr?
Edu ha mirado el acceso a Gama, pueblo en el que está el centro de competición y ha visto que podemos evitarnos un rodeo de varios kilómetros si atajamos por un camino que no sabemos si está en buen estado, así que nos la jugamos y llegamos a Gama hasta topar con el arco de meta.
A mi no me sobra ni un minuto para cambiarme y llegar a la salida a tiempo, así que tras ver un poco el ambiente me voy a la furgoneta para vestirme de faena. Manga corta ¿si, no? Temo por el viento que pueda soplar en los altos pero al final me decanto por la manga corta y acierto porque el día va levantando y es soleado.
Llego a la presalida justo a tiempo y en la subida a la salida algo me empuja fuera de la senda para quitarme un peso de encima. ¡Puaaaa, qué a gusto me he quedado! No hay como satisfacer las necesidades básicas para sentirte relajado. Esta parada en boxes me hace llegar justo a tiempo de entrar en el apartado de menos 2 minutos. Que bueno es llegar y besar el santo.
Pi, pi, pi, pi, piiiiiiiiiiiii. Empieza la aventura, el desafío, el reto, todo el torrente de sensaciones y toma de decisiones, la adaptación al medio, etc, etc, etc...
Mi única opción, no ya para intentar ganar sino como mero orientador, es no cometer errores...o por lo menos, los menos posibles. Empiezo la carrera con buenas sensaciones, pero en cuanto me toca subir empiezo a darme cuenta de que no estoy en forma y empieza a dolerme la espalda un poco por encima de donde pierde su nombre, y empiezo a decirme que tengo que entrenar, y empiezo a decirme que tengo que cuidar la alimentación, y luego empiezo a decirme que no tengo que pensar más que en lo que estoy haciendo y que estos pensamientos espúreos no sirven más que para desconcentrarme. Así que continúo mi carrera disfrutando del paisaje, de un plano muy bien hecho y de un trazado un tanto simplón a mi juicio pero que el terreno se encarga de dar contenido. Así voy uniendo un control tras otro hasta que llego a las cercanías de la 5ª baliza. Veo varios corredores, me desconcentro, no respeto el rumbo, invierto el plano, veo una baliza que no es la mía, la pico porque si, me digo que debería relocalizar en un lugar que me dé seguridad pero en vez de hacerlo me pongo a dar vueltas a lo tonto. Cuando ya estoy harto de perder el tiempo decido arreglar el estropicio y lo hago con solvencia pero el tiempo perdido ya no vuelve. En otras ocasiones situaciones como esta me han hecho sacar cierto genio y enfadarme conmigo mismo, pero esta vez simplemente me he lanzado hacia el siguiente control sin dar demasiada importancia al error y sin prometerme a mi mismo no volver a fallar.
La carrera continua sin fallos y sin incidencias notables, hasta que en una de las últimas balizas y sin venir a cuento, me olvido de mi brújula y a pesar de la gran visibilidad de la zona (o tal vez por ello) me lanzo hacia una peña creyendo que es mi primer objetivo antes de lanzarme al control. Por fín me doy cuenta de mi error, nacido sin duda de la falta de oxígeno en el cerebro y de las ganas de terminar y lo soluciono sin problemas, pero tras perder varios minutos. Tras picar la dichosa baliza, me lanzo hacia abajo con las rodillas cargadas y sin fuerza para controlar mis tobillos; pico las dos últimas balizas y entro en meta.
La sensación tras ver las clasificaciones definitivas es amarga, ya que sin los errores cometidos, y a pesar de mi mala condición física, hubiera estado en el tiempo del ganador. Pero bueno, lo hecho hecho está y si algo me ha enseñado la orientación, es que no vale de nada lamentarte una vez han pasado las cosas, así que no queda más que aprender e intentar que no se vuelvan a repetir los errores.
Regresar a las Tuerces es una gozada, y lo es porque supuso una de las primeras apuestas del club ORCA ya que convirtieron este paraje en un magnífico escenario para un Campeonato de España y varias Ligas Norte. El plano da juego para volver varias veces y cada una de ellas descubrir nuevos retos. No sucede así en otros lugares, en los que tienes la sensación de un “dejá vu” cuando temporada tras temporada vuelves a pasar por las mismas zonas y no sólo el plano no sufre cambios sino que incluso los trazados no incorporan novedad alguna, otra forma de ver un mismo terreno. La orientación ha de suponer siempre un reto, un desafío; si una competición no aporta nada y se convierte en un gesto aburrido y rutinario ésta pierde su sentido, o al menos esa es mi opinión.

miércoles, 29 de septiembre de 2010

ABROJOLANDIA

Hace tiempo comentaba el repentino interés que parecían tener algunos compañeros del trabajo por la orientación con bicicleta de montaña. De hecho un entusiasta y viejo amigo mío montó un par de carreras, si bien el plano y otros detalles propios de las carreras de orientación se alejaban mucho de la norma. Yo me vi obligado a decirle:"Chico, si esto ya está inventado".
De alguna forma no puedo evitar pensar que, a su manera, tal vez me estuviera "haciendo la cama" para que yo me lanzara a la piscina y me pusiera manos a la obra para organizar una prueba de este tipo. El caso es que como ya tenía iniciado desde hace tiempo algún plano de O-BM, pues se presentó la ocasión para terminar alguno de ellos y organizar una carrera simple para algunos colegas del curro.
Estos pasados días, recién he terminado un plano de unos 25 km2, el cual he adaptado a la reciente normativa de la disciplina. Dicho plano ya tiene buena pinta pero, claro, hay que revisarlo y comprobar que todo está en su sitio.
Y en eso estoy estos días, pero no todo es tan sencillo como parece, la existencia de mucha vegetación por algunos caminos y la falta de precipitaciones y circulación favorecen la aparición de abrojos y pinchos que me traen por el camino de la amargura. Hoy he pinchado una vez, he reparado el pinchazo y he continuado, pero, al llegar a casa he revisado las cubiertas y me he puesto a quitar varios abrojos de las mismas, tras lo cual ha comenzado el familiar siseo propio del aire escapando de su negra prisión de goma.
Me parece que para continuar revisando voy a esperar a que llueva y a que llegue la vendimia para que el agua y el trajín de los coches y tractores mejoren las condiciones de cara a los pinchazos, aunque pueden empeorar por la aparición de barrizales, surcos, roderas, etc...
No se puede tener todo, la vida es así.

lunes, 13 de septiembre de 2010

ORIENTACIÓN CON BTT EN SOTO DEL REAL

La casualidad quiso que viera un anuncio de una carrera con bici de montaña en el foro general del COV para el domingo 12 de septiembre. Circunstancias laborales habían cercenado toda posibilidad de disfrutar de un finde completo, en el cual me hubiera tenido que decidir entre ir a la boda de Mundi o al CEMO en Navarra, así que esta carrera vino a salvarme de un ya demasiado largo periodo de inactividad competitiva.
Cargado de ganas de leer plano con el stress de las carreras, llego a Soto del Real. Todos los participantes son residentes en la zona de Madrid así que no conozco a casi nadie.

La carrera empieza con un score en 1:7.500 por la zona urbana. Yo, que corro en veteranos, tengo 12 controles. Tras revisar el plano veo que podía haber hecho algun tramo mejor de lo que lo he hecho, sobre todo por no haber visto a tiempo alternativas para mejorar la ruta. Hacer el score me lleva unos 24 minutos y luego, tras un cambio de plano, empiezo la parte en línea en un plano con escala 1:25.000.
En este tramo ya se sale al estupendo entorno natural de Soto del Real. Al principio proliferan los robledales y las praderas; más al Norte y a mayor altitud aparecen los densos pinares.
Por pistas, caminos y sendas proliferan caminantes con perros, senderistas, coches, otros ciclistas ajenos a la prueba, etc.
Del plano he de decir que tal vez si respeta las normas IOF, pero aunque así sea, los numerosos muros de piedra y vallados con los cuales se cierran muchas fincas particulares apenas son visibles.
La IOF dicta que estos elementos, así como otros de origen humano (edificaciones, ruinas, etc) se impriman en un color negro al 70%. Yo no sé si se ha respetado el color y el tamaño de dichos símbolos pero la verdad es que no me he dado cuenta de que estaban pintados hasta que he llegado a casa y he mirado el plano en detalle.
Al margen de esta circunstancia, hubiera ayudado mucho el rellenar el interior de toda finca particular con el color verde oliva; a veces se ha hecho (sobre todo en zonas residenciales) y otras no, por lo que se echaba de menos una mayor coherencia de este criterio.
Yo empecé haciendo una carrera sin errores. Los controles 5º al 8º eran de orden voluntario, yo no me acordé y los hice en orden, perdiendo algo de tiempo, después continuaba la tendencia ascendente del trazado y que alcanzó su cénit en el 10º control. A partir de ahí la tendencia era descendente. A partir del punto 11º yo noté un cierto bajón físico, si bien mantenía el tipo. De camino al control 12º es cuando más noto la “falta” del dibujo de muros y fincas, comentiendo varios errores que me hacen perder bastante tiempo. Más tarde, camino del 13º control y sin venir a cuento, acabo con mis huesos por el suelo. Todavía me pregunto cómo me pudo pasar, bueno, el caso es que mi nivel de MALA HOSTIA sufre un incremento notable y ya pienso en acabar la prueba pase lo que pase, así que me sacudo el polvo y algo de sangre y continuo el recorrido mascullando blasfemias.
Sólo me quedan tres controles. En el 14º otro corredor me recuerda que quedan unos pocos minutos para entrar dentro del límite horario determinado por la organización, así que meto el plato grande y me lanzo hacia la meta.
Por fín acabo dentro de plazo por unos segundos. La paliza, con caida incluida ha sido de las buenas, y eso que no he forzado mucho el ritmo de pedaleo. Total, que me he pasado desde las 10 hasta las 13 horas dando pedales. Me entra el bajón, ahora me viene de golpe todo el calor, la falta de energía, la boca seca, la...rrrrrabia por los errores y la caida. Como una barrita reblandecida que apenas puedo masticar y me preparo un litro de agua con Isostar de naranja. Gracias a esto me repongo lo suficiente para coger el coche y volver a casa, así que me pongo música de Prodigy a tope y las salidas del aire hacia la cara para hacer mejor el viaje.

sábado, 11 de septiembre de 2010

VALONSADERO. CARTOGRAFÍA



El monte de Valonsadero tiene unas características peculiares y reflejarlas en un plano de orientación es todo un reto que tuve la oportunidad de asumir hace unos meses.
Quien realiza el encargo de elaborar este plano determina que la escala del resultado ha de ser 1:10.000. Este condicionante puede cambiar todos los planteamientos iniciales respecto a los criterios que se van a poner en práctica.
Estos son algunos de los criterios que me dieron más quebraderos de cabeza y que se reflejan en las imágenes de ejemplo:
- COTAS: En Valonsadero hay muchos afloramientos rocosos, algunos no se elevan sobre el terreno, otros alcanzan cierta altura y pueden albergar controles. Mi decisión fue reflejar dichos afloramientos con los símbolos de cota o cota alargada (punto o elípse de color marrón), digamos “a lo sueco”. Es sabido que este criterio tiene detractores en nuestro país, recordemos algunos planos de Sivert Axelsson. En una imagen se mantiene la cartografía original, en la otra se han suprimido los símbolos de cota. Digamos que los afloramientos son afloramientos y ya está, se representan con el color gris y punto, no importa su altura.
- CORTADOS: Establecí 3 grosores de línea en función de la altura de los cortados y de si podían ser pasables o no. En la 2ª imagen se han suprimido los cortados más “finos” que alcanzaban en el terreno una altura de 1 a 2´5 metros. Mejora la legibilidad del plano pero se suprimen numerosos puntos potencialmente balizables.
- ROCAS: Establecí 3 tamaños de puntos negros en función de su tamaño. En la 2ª imagen se han sustituido los puntos más pequeños por el símbolo de triángulo irregular que representa “zona rocosa”. En el terreno este símbolo representa rocas de 1 a 2´5 metros de altura aproximadamente. Al suprimirlos o cambiarlos también se eliminan numerosos puntos de control y la legibilidad mejora un poco.
- SENDAS DISCONTÍNUAS: Estas sendas son creadas por las vacas en sus idas y venidas. Tienen una anchura de unos 30 cm. y pueden cambiar mucho de un año para otro. En el plano base que se me suministró aparecían muchísimas de estas sendas que en la ortofoto podían reconocerse como unas finas líneas claras. Mi criterio fue el de dibujar exclusivamente aquellas que tuvieran una trazada muy marcada en el suelo, por lo que eliminé del plano base un elevado número de las mismas. En el ejemplo de cambios las he eliminado todas, ya que son elementos poco fiables y que pueden llevar a error.
- ÁRBOLES Y TRONCOS SECOS: Estos elementos pueden albergar un control en muchos casos y son más numerosos en la parte Norte del plano, zona en la que no hay muchos elementos destacables, por lo que decidí incluirlos. Sin embargo los he quitado en la imagen de cambios para ver cómo quedaría el plano sin ellos.
- ÁRBOLES AISLADOS: Mi criterio con estos elementos fue muy claro, dibujar con el símbolo de círculo verde sólo aquellos árboles de gran tamaño que pudieran albergar un control (que su tronco pudiera tapar una baliza) y, muy importante, que pudieran ser percibidos como aislados desde cualquier dirección. Esto dejaba fuera a árboles grandes pero agrupados o a árboles aislados pero menores. De no haber establecido este criterio yo creo que el citado símbolo hubiera perdido su condición de elemento claramente identificable y balizable, convirtiendo muchas zonas del plano en una pléyade de circulitos verdes, a veces superpuestos. No hay cambios gráficos entre planos, se ha mantenido el criterio.

COMENTARIOS TRAZADO H-SENIOR


A continuación unas valoraciones del recorrido H-Senior. Disculpadme los que hayais hecho otro recorrido, pero supongo que encontrareis algún control o tramo muy parecido, por lo que igual también encontrais algún comentario útil.
He elegio este por ser el que tiene más controles y el que tenía más participantes. Así es como yo lo hubiera hecho.
- Triángulo-1: Fácil, se sigue el camino principal hasta que se ve el momento idóneo para atacar el control, buenos elementos de parada.
- 1 al 2: Por rumbo, sorteamos obstáculos hacia abajo, hay que cruzar un camino y agrandamos el control atacando por la izquierda.
- 2 al 3: Dos posibles aproximaciones. Yo prefiero ir más al Norte.
- 3 al 4: Pasamos la valla y nos desviamos ligeramente a la izquierda para apoyarnos en los grandes afloramientos y salimos del último con un perfecto rumbo Norte, control muy visible.
- 4 al 5: Fácil, rumbo y a por ella, que no está lejos.
- 5 al 6: Rumbo, me apoyo en afloramientos visibles, veo el paso y con la garantía de la valla, llego al control.
- 6 al 7: ¡¡¡Atención!!! Aquí hay que cambiar la estrategia, en este control no hay tanto elementos grandes de referencia y la distancia es mayor, además la zona tiene poco desnivel. Salgo del control por el Sur para evitar la valla, tomo el camino y lo sigo hasta dejarlo a la altura de los afloramientos grandes, observo que hay elementos rocosos en línea, tomo un rumbo preciso, cuento las líneas imaginarias, me olvido de elementos poco fiables como son las sendas discontínuas y al llegar a la cota alargada entro en el rojo del semáforo. Si leo bien el plano veré que este cortado además tiene una prominencia como roca, esto puede ser un buen rasgo distintivo.
- 7 al 8: Rumbo Sur hasta el camino y luego tomo rumbo hasta ver el gran afloramiento, mi control está detrás. Salgo de bosque a pradera.
- 8 al 9: Fácil, paso obligado de valla y a las rocas que se ven. Pero ¡Importante! Hay que cambiar de estrategia otra vez, vienen varios puntos cortos con cambios de dirección en los que hay que salir con un rumbo preciso y respetarlo.
- 9 al 10: Nuevo paso de valla, desde aquí rumbo y tengo como elemento de parada un gran afloramiento. Echo un trago.
- 10 al 11: Rumbo preciso y lo sigo. No hay punto de ataque.
- 11 al 12: Rumbo preciso y lo sigo. No hay punto de ataque.
- 12 al 13: Cambio de estrategia, rumbo somero en dirección Sur para salir a la pradera y ahí me desvío al SurEste para tomar como referencia los grandes cortados y afloramientos que me llevarán al control, el cual he agrandado. Mi objetivo es el gran afloramiento, y al llegar ya discrimino mejor la información.
- 13 al 14: Punto fácil de reenvío.
- 14 al 15: Rumbo somero, y voy contando líneas imaginarias de elementos rocosos. En zona “amarilla” intento identificar elementos y confirmar mi situación exacta.
- 15 al 16: Otro par de controles cortos con cambio de dirección. Rumbo y ¡a por ella! Que está cerca. La línea de elementos rocosos a mi izquierda me impide fallar.
- 16 al 17: Agrando el control, miro bien la descripción, yo no veo este control difícil.
- 17 al 18: Si el camino recto entre controles me resulta complicado puedo simplificar al Norte y al Sur con otras rutas más simples.
- 18 al 19: La ruta directa no es buena opción, un desvío por la derecha parece la mejor alternativa. Ahora vienen unos puntos de lectura precisa en los que conviene simplificar.
- 19 al 20: Sigo el pasillo entre afloramientos.
- 20 al 21: Bajo para luego volver a subir pero voy a tener de frente la entrada entre cortados impasables.
- 21 al 22: Vuelvo a bajar para evitar cortados, luego subo leyendo y buscando el pasillo adecuado, más tarde leo los grandes elementos rocosos y ya está.
- 22 al 23: Salgo de la zona de afloramientos y cortados y paso cerca del control 13, sigo un rumbo y no me acelero para ir leyendo bien en zona amarilla del semáforo.
- 23 al 24: Elección de rumbo con dos alternativas, la que puedo coger a la derecha parece más clara y evidente.
- 24 al 25: Rumbo y a por ella, a mi no me parece difícil.
- 25 al 26: Acentúo la precaución porque ya estoy acabando y se me puede ir la cabeza así que leo con cuidado, el arroyo Pedrajas es una buena aunque serpenteante referencia.
- 26 al 27: Entro en la zona recreativa y busco con la vista la baliza a lo lejos.
- 27 a meta: Lo doy todo para limar unos segundos.
A una media de 7 minutos el kilómetro, tiempo que el terreno y el poco desnivel hacen posible, y sin fallar demasiado mi tiempo debería ser de unos 65 minutos.

CAMPEONATO DE CASTILLA Y LEÓN 2010. VALONSADERO

Ante todo mis disculpas a todos aquellos participantes en la carrera de Valonsadero del domingo 5 de septiembre por no haber tenido en cuenta todos los condicionantes mencionados en la entrada: “Valonsadero. Trazados”, y haber convertido en una pesadilla lo que yo planifiqué como una carrera bonita, divertida y desafiante.
Algunas consideraciones al respecto:
- Puedo asumir mi responsabilidad como cartógrafo-trazador, pero no cualquier otra que devenga a posteriori. Pero dicho esto, conozco las dificultades y condicionantes que ha tenido la organización de la citada carrera y que, teniendo en cuenta las circunstancias de carencia en cuanto a recursos humanos y materiales, tienen todo mi apoyo y comprensión.
- Yo dispuse todo lo necesario para que el “choque” con el plano de Valonsadero fuera lo más suave posible, elaborando un plano de entrenamiento y unas detalladas explicaciones acerca del mismo que se incluyeron en el boletín final de la prueba. Ignoro si estos recursos han llegado a todos los participantes.
- Creo que carreras como esta pueden “espolear” a muchos aficionados a la orientación a seguir entrenando y compitiendo para mejorar física y técnicamente y que, sinceramente, no creo que los trazados sean malos, sino que tal vez no era el momento adecuado para ellos. Seguro que estos mismos trazados hubieran sido más valorados cuando los participantes hubieran corrido en ese terreno 2 o 3 veces.
- Si se analizan bien los trazados puede verse que ante todo intentaban “exprimir” al máximo las capacidades técnicas de los participantes, lo cual, también ha podido ser inadecuado en este momento, tras el parón estival.
- Pienso que muchos participantes han podido “fallar” a la hora de elegir las mejores estrategias a lo largo de la carrera. Si entendemos por estrategia la elección de las técnicas adecuadas para ir de un control a otro, yo creo que los trazados daban la posibilidad de cambiar la estrategia dependiendo de la zona del plano por la que se corriera. Muchos corredores tienen en su poder las técnicas adecuadas para encarar una carrera como ésta pero yo creo que han fallado a la hora de aplicarlas con solvencia y cambiarlas dependiendo de los requerimientos de cada control.

No se vea en esta consideración final una acusación a los participantes de ser unos “paquetes”, soy el primero que se ha dado grandes batacazos en terrenos novedosos y técnicamente desafiantes. El nivel de la orientación es el que es y, en cualquier caso, los trazados han de adaptarse al mismo y no al revés.
Bueno, en mi línea, y como no voy a poder ir a carreras hasta primeros de octubre, si alguien quiere hacerme cualquier comentario, puede hacerlo en este blog o por correo:pinarejos1@yahoo.es

VALONSADERO. TRAZADOS.

A la hora de trazar una carrera han de tenerse en cuenta muchos factores, algunos son meramente técnicos pero otros tienen que ver con otros condicionantes.
¿QUIÉN traza? Traza el cartógrafo del plano, esto es bueno y es malo; bueno porque conoce bien el terreno, malo porque lo conoce tan bien que no se pone en el lugar de alguien que no lo conoce en absoluto y ve fácil lo que para otros va a ser difícil.
¿QUIÉN participa? Participan corredores/as con niveles de experiencia muy variados. Algunos con muchos recursos técnicos, otros no. Algunos con mucha experiencia en cambiar de terreno, otros no. Algunos con facilidad para cambiar de técnicas a aplicar, otros no. Algunos con un enfoque más competitivo, otros con un enfoque más recreativo.
¿CUÁNDO se corre? Se corre a primeros de septiembre, cuando puede hacer bastante calor todavía y además, la mayor parte de los participantes vienen de un parón “orientativo” de 2,3 o incluso 4 meses.
¿DÓNDE se corre? Se corre en un terreno nuevo y bastante diferente a lo previamente conocido. La experiencia nos dice que a la mayoría de los corredores les cuesta adaptarse a terrenos nuevos, y que conforme se corre más veces en el mismo lugar van mejorando los resultados, porque se enfoca mejor la competición y se van puliendo errores. Ejemplos: Entzia, Navalcán, Monte el Viejo, etc...

TÉCNICAMENTE, el plano de Valonsadero es una joya porque tiene zonas diferentes en las que aplicar diferentes técnicas de orientación y en las que los participantes, manteniendo siempre la concentración, han de saber “cambiar el chip” de un control a otro.
* La parte Norte del plano tiene muy poco desnivel y la densidad de elementos es muy baja, los elementos rocosos se presentan en líneas que van en dirección Este-Oeste pero poco reconocibles. En esta zona puse puntos cortos en la parte Noroeste, donde hay más grandes elementos rocosos y de relieve para después poner algún punto medio (400-600 metros) sin apoyo de caminos, etc. fiables. En estos puntos hay que respetar el rumbo, observar la brújula con frecuencia, estimar la distancia recorrida con mucha precisión e intentar percibir las distintas “líneas” de elementos rocosos entre los robles.
* La parte Sur, por encima de los vallados, también tiene poco desnivel pero la velocidad de carrera puede ser incluso mayor, así como la visibilidad, pudiendo reconocer detalles de la cartografía incluso en largas distancias. No hay que estar tan pendiente del rumbo pero en cambio hay que identificar claramente los grandes afloramientos que encontramos.
* Por otra parte, al Este del plano hay zonas con gran profusión de detalles rocosos (cortados, afloramientos, rocas, etc). Aquí se impone la lectura en detalle, la definición precisa del control, y ralentizar la velocidad de carrera si es necesario. Puede que haya quien piense que los controles de estas zonas están escondidos en comparación con los de otras zonas, pero no es así, todos los controles están bien definidos y las descripciones de control son precisas. Puntos como estos son el pan de cada día en planos kársticos y gustan mucho, ¿aquí no?

RUTA BTT POR LAS SERREZUELAS DEL SURESTE BURGALÉS

Hace tiempo puse en negro sobre blanco una ruta muy variada y entretenida a realizar con la bici de montaña por los montes y sierras del Sureste de la provincia de Burgos con el ánimo de proponérsela a los compañeros del trabajo que salimos a hacer kilómetros.
La propuesta tuvo buena acogida y la hemos realizado el jueves 9 de septiembre, único día libre antes de las Fiestas patronales de Aranda de Duero, que van del 11 al 19 del mismo mes.
Siete valientes hemos comenzado la misma en un entorno recreativo a poca distancia de Huerta del Rey, después hemos tomado la pista de tierra que lleva a Espejón (Soria), de ahí hemos ido por la pista asfaltada que lleva a la ermita de Brezales, donde nos hemos desviado para tomar un camino que lleva hasta Navas del Pinar.
En el entorno de Navas y debido a mi conocimiento de la zona me he recreado un poco desviando la ruta hasta las sendas que evolucionan por los contornos de las grandes rocas que hay en mitad del plano de orientación. Les ha gustado mucho.
Luego nos hemos dirigido hacia el paraje de Los Linos y la Virgen de Peñaguda, en la que han recibido una interesante “clase” de historia. A falta de puntero láser, he cogido un palo.
De ahí hemos ido a las aulas de la naturaleza de Huerta, y hemos cogido agua. Luego nos hemos dirigido hacia Pinilla de los Barruecos, Mamolar y Peñacoba, si bien antes de acceder a este último pueblo nos hemos desviado hacia Santo Domingo de Silos por una senda marcada con señales de la “Ruta del Cid”.
Dicha senda tiene una parte muy técnica cuajada de piedras afiladas en cuesta, pero luego la bajada a Silos merece la pena y ha gustado mucho. Los discos de los frenos se han puesto muy calientes.
Hemos comido en Santo Domingo y luego nos hemos encaminado en paralelo al río Mataviejas hasta llegar a la ermita mozárabe de Santa Cecilia y luego a Barriosuso, aldea en la que se refugió varias veces el Cura Merino, aquel guerrillero cuya cabeza ansiaba ver en una bandeja el bueno de Napoleón Bonaparte.
Al salir de Barriosuso me he despistado un poco y no he tomado el camino adecuado realizando una empinada subida por unos robledales muy limpios y cuidados. Tras alcanzar un camino, nos hemos dirigido hacia Hortezuelos, y de ahí por una ancha pista de tierra a Doña Santos.
Desde Doña Santos hemos partido hacia Huerta por caminos marcados de nuevo con los hitos de la “Ruta del Cid” hasta salir a un tramo de carretera que ya nos ha dejado junto a donde teníamos aparcados los coches.
Esta ruta ha gustado mucho y ya me han pedido que prepare otra nueva por esta zona, así que ya le estoy dando al coco para ver por qué pistas, caminos, sendas y cortafuegos les voy a llevar.

miércoles, 18 de agosto de 2010

CARRERA NOCTURNA EN NAVAS DEL PINAR


Me comprometí hace tiempo con la alcaldesa de Navas del Pinar, y ahora también de Hontoria del Pinar, a preparar una carrera sencilla en épocas estivales, más concretamente en las fiestas de mediados de agosto. Mª Carmen me sorprendió cuando me dijo que prefería una carrera nocturna.
Me puse manos a la obra y tracé dos recorridos, un “score” de 17 controles dispuestos por la trama urbana para los más jóvenes (en la imagen) y otro para los más mayores consistente en un “score” inicial y luego un tramo en línea, con un total de 19 controles.
En un principio parecía que la participación no iba a ser muy alta, pero finalmente se apuntaron 42 personas (muchos eran veraneantes) y más tarde aparecieron algunos curiosos que lamentaron no haberse enterado antes. Aún así se les dejaron planos para que se hicieran una idea de en qué consistía la prueba.
Tras unas instrucciones previas, los participantes tomaron la salida masiva y se lanzaron a la búsqueda de las balizas. Entonces se inició un periodo de tranquilidad para mí que duró poco más de media hora. Luego llegó la sucesión de toma de tiempos, correción de tarjetas, etc, etc...Los chavales no hacían más que preguntar cómo habían quedado, qué tiempo habían hecho, si tenían bien todos los controles, si había premio para el 7º puesto,...
Al final todos lo pasaron muy bien, no hubo que lamentar caídas o golpes, se hizo la entrega de premios en un buen ambiente y agradecieron al organizador su esfuerzo y trabajo.
Algunos voluntarios me ayudaron a recoger los controles y se dio el tema por zanjado hasta otra ocasión. La acogida a la orientación por parte de la gente de Navas del Pinar ha sido estupenda desde el principio y se muestran orgullosos de la buena impresión que han causado sus bosques entre los orientadores. Ahora han dado un paso más interesándose por el mecanismo de este deporte y participando en esta sencilla pero entretenida carrera.
El plano utilizado ha sido una adaptación de la parte del pueblo con la simbología de sprint y en escala 1:4.000. Este ha sido su estreno oficioso y ya he podido comprobar que hay que introducir algún cambio: algunos muros nuevos, zonas de pavimento, etc.
Es bueno comprobar cómo los pueblos incluyen entre sus actividades festivas pruebas deportivas populares. Navas también ha retomado la celebración de la ascensión al Pico Navas, con bastante éxito en la participación.

sábado, 7 de agosto de 2010

PREOCUPACIÓN POR LA CALIDAD


Los clubes de orientación no son empresas, pero sí se pueden analizar las carreras que organizan como un producto y evaluar su calidad. ¿Es esto ético? Bajo mi punto de vista si.
Ciertamente se puede pensar que los clubes ponen toda su voluntad y cariño en organizar pruebas del mejor modo posible y que ponerse a examinar e incluso atreverse a comparar unas con otras es una práctica perversa y malintencionada, moralmente reprovable.
El hecho de que todos, o casi todos, no podamos evitar hacer una pequeña crítica positiva y/o negativa no haría menor el “pecado”. Sin embargo, si la cuestión es hacer las cosas cada vez mejor y aprender unos de otros, la crítica y la comparación parecen inevitables; odiosas, pero necesarias.
Otro tema es el hecho fácilmente demostrable de que suelen ser más duros en sus comentarios aquellos cuya experiencia en organización es escasa o incluso nula. En este sentido hay que ver los humos que se gastan algunos jovencitos casi recién llegados a nuestro deporte...tenían que haber conocido los escasos medios con que se contaba hace veinte años. Casi exigen un avituallamiento cuando sienten sed, una sombra cuando el sol les da en la cabeza y una hoja de resultados nada más terminar su carrera. ¿Es culpa suya? Probablemente no, más lo sería de quien no les ha educado en la educación, comprensión y empatía: Padres, entrenadores, monitores, etc.
Volviendo al tema. En el año 1998 el club CORZO organizaba su primera prueba de Liga Norte. Yo hice el plano, cuyo límite Sur dista apenas 3 km. de mi domicilio. El bosque representado no destaca por su riqueza en elementos ni por su belleza natural, pero es dónde comencé a familiarizarme con algunas curvas de nivel y un bolígrafo como únicas herramientas para levantar un plano. También comenzaba a manejar el OCAD (en su versión 6.0).
Total, que como era de esperar y más viendolo con la perspectiva que dan los años pasados, el resultado no fue muy bueno. El trazado, también mio, tampoco era como para tirar cohetes.
El caso es que ya entonces me preocupé por conocer la opinión de los/las que vinieron a participar y elaboré una encuesta anónima para que todo el que quisiera diera su opinión.
Los resultados fueron variados, pero sobre todo muy escasos, por lo que no se me volvió a ocurrir hacer un montón de fotocopias para que luego sólo se rellenaran 15 hojas. Supongo que entre los participantes que no rellenaron el cuestionario habría algunos que simplemente no se dieron cuenta, o estaban pendientes de otras cosas, pero también pienso que algunos decidieron mantenerse en silencio ya que no tenían nada agradable que decir. Pasado el tiempo, me gusta conocer la opinión de las personas que han participado en pruebas en las que yo he puesto mi granito de arena; que me perdonen si les pongo en un brete. Pero también comento carreras en las que yo participo. Si sólo lo hago en mi blog y no en persona puede pensarse que no cuido las formas pero para mi lo importante es que mis críticas no son anónimas y que quien quiera puede pedirme explicaciones y argumentos, que no es poco en estos tiempos que corren.

lunes, 26 de julio de 2010

LA VÍA VERDE DE LA DEMANDA

Una nueva salida con bici de montaña. Esta vez toca la vía verde que sigue el trazado del viejo ferrocarril minero que transportaba el mineral extraido en las sierras burgalesas en dirección Noroeste.
Comenzamos la ruta en Arlanzón y la idea es hacer el camino hasta Huerta de Abajo, donde tenemos concertada la comida en el restaurante La Ferrería, para luego hacer el camino a la inversa.
El día está nublado y amenaza con llover pero aguanta sin descargar todo el día. La temperatura es media, ni frío ni calor. Todos echamos de menos el sol, ya que al discurrir la ruta por entre bosques en su mayor parte, sombra no nos iba a faltar. Yo, que suelo ser prevenido, me arrepiento de no haber traido las mangas de quita y pon; sólo llevé el “maillot” y un chaleco corta-vientos que compré el día anterior en el Decathlon ¡Qué bien me vino!
Iniciamos el camino y en seguida se pone a tirar Juan Carlos, quien, en algunas ocasiones, se detiene para hacer una foto y luego retoma el liderato del grupo. Yo, mientras, me quedo atrás en alguna pendiente de ascenso y echo la culpa al sillín por no haberlo puesto a la altura adecuada.
Así llegamos a Pineda de la Sierra, justo antes de haber pasado junto al embalse de Arlanzón, donde la vía verde se corta y no sabemos muy bien por donde seguir. Al final retomamos el camino correcto antes de llegar al puerto del Manquillo, donde la pendiente nos hace echar pie a tierra. Desde el puerto hasta el final de la ruta el camino tiene una tendencia descendente lo cual nos hace incrementar la velocidad media. En una unión de caminos echamos en falta alguna señal que nos indique por donde continuar. Finalmente nos decidimos a bajar a un pueblo que vemos (Riocabado de la Sierra) para luego tener que subir al informarnos de que nos hemos equivocado.

La verdad es que el trazado de la vía verde se va entrelazando con el de un GR y hay veces en las que no sabes a qué señales hacer caso, ya que la señalización a veces no existe o la han quitado.
Cerca de Barbadillo de Herreros cruzamos con dificultad un oscuro túnel que algunas vacas aprovechan para estar fresquitas. Ya terminando el viaje de ida hay una cuesta abajo que propicia alguna caida. Nada importante.
En la comida me deleito con un arroz con boletus y unas lenguas a la pimienta. De postre una porción de tarta de cuajada y café con leche. Buffff, después de repostar y cargar energías volvemos hacia Arlanzón alcanzando velocidades importantes. Hacemos algunas paradas cortas y una más prolongada en Pineda de la Sierra. Tras esta parada, algunos componentes del grupo se ponen a tirar en cabeza con una velocidad media poco inferior a los 40 por hora,... si es que van como bestias...
El tramo junto al embalse del Arlanzón se nota bastante fresco y se entumecen manos y rodillas; esto causa un bajón en mi rendimiento, como si algo me quitara las energías, pero más tarde vuelvo a rodar con el plato grande y sin limitaciones.
Al llegar a Arlanzón y terminar la ruta, nos cambiamos y recogemos las bicis a la carrera porque sólo queremos meternos en los coches y entrar en calor. Mientras, damos buena cuenta de una caja de pastas que ha traido Pepe, el electrónico.
Viaje de vuelta a Aranda sin novedad y cada mochuelo a su olivo.
Esta ruta merece la pena sin duda. Se suceden en transición varios tipos de bosque (robledal, pinar, hayedo...), así como prados con vacas de piel canela y matas herbáceas cuajadas de flores de vivos colores. Los paisajes son impresionantes y la ruta se hace, con excepción del puerto del Manquillo, bastante cómodamente.

SALIDA EN BTT POR EL SUR DE ABEJAR

Los aficionados a la bici de montaña que hay en mi trabajo están que se salen y, aunque en el calendario veraniego sólo libramos un día y medio cada siete trabajados, aprovechan para montar rutas atractivas.
En este caso el encargado de preparar el recorrido fue Juan Carlos, un mecánico del taller cuya esposa es natural de Abejar. Así nos encaminamos cuesta arriba para ir de Abejar hacia Calatañazor cruzando la serrezuela caliza que separa la N-122 de la N-234. Tras discurrir por caminos entre sabinas y algún pinar de repoblación, llegamos a unas tenadas y un depósito de agua, dónde nuestro guía se muestra un poco perdido. Al resolver la situación nos separamos un poco de la ruta original añadiendo algún kilómetro más de lo esperado.
Ya orientados visitamos Calatañazor, ascendiendo por la carretera y bajando por una senda muy chula, y después nos encaminamos a la Fuentona de Muriel donde vemos la surgencia de aguas cristalinas que ha filtrado la roca blanca. Antes de ver el monumento natural propiamente dicho hacemos una visita al centro de interpretación del espacio medioambiental que está muy bien preparado.
Más tarde la ruta nos lleva por carretera en dirección a Cabrejas del Pinar. Hay una subida muy chula pero me gustaría más hacerla con la bici de carretera. De camino nos paramos a ver, junto a la carretera, la sima que llaman del gato. Un poco más adelante nos desviamos hacia el Este para rodar de nuevo por buenos caminos de sabinar. Volvemos a pasar junto a un renovado refugio con fuente pero ahora no seguimos hacia arriba sino que continuamos en dirección Este hasta dar con la carretera que une las dos nacionales previamente mencionadas. Al poco iniciamos el descenso hacia Abejar y nos disponemos a comer en un restaurante propiedad de la familia de la esposa de Juan Carlos.
Tras la opípara comida, nos vamos a la Playa Pita para tomar una jarra de cerveza y darnos un merecido baño. Así discurre parte de la tarde, tranquilos pero pensando en la nueva semana de trabajo que hay ante nosotros.¡A ver cuando llegan las vacaciones
!.

EYOC 2010 EN SORIA

La prueba de orientación a pie más importante que ha albergado Castilla y León se disputó el fin de semana del 2 al 4 de julio en tierras sorianas. Importante tanto en cuanto cuenta con el amparo de la IOF y los participantes acuden como representantes de sus países.
Esto implica que el nivel de calidad de la prueba ha de ser mayúsculo, pues la orientación, no sólo regional, sino española en su conjunto se examinaba ante orientadores/as y entrenadores/as de toda Europa, tal vez los ganadores y ganadoras de medallas en los mundiales de los años venideros.
La elección de los terrenos, la cartografía, los trazados, en fin, la parte técnica de la competición han sido de un nivel muy alto y así lo han reconocido quienes los han probado. En la parte de la cartografía mi contribución fue la elaboración del plano de los relevos, a disputar en el enclave de Valonsadero, muy querido y visitado por los sorianos. El secretario de la FEDO me informó de que mi plano había sido votado por los asistentes como una de las cosas más favorables dentro del EYOC, lo cual me llena de orgullo y satisfacción.
Lo cierto es que tras terminar dicho plano mis ganas de salir al bosque a dibujar han decrecido de forma notable, y no porque fuera una experiencia desagradable; simplemente ya no siento la “llamada”, el gusto por pasarme horas traduciendo la realidad a papel hasta que el sol se va y ya casi no veo ni donde pongo los pies.
Ahora tengo varios proyectos iniciados, pero el material descansa en cajones y en archivos de ordenador que hace tiempo no abro, ¿cuánto durará esta racha?,¿será permanente? De momento dura más de medio año, pero bueno, hay que dejar pasar el tiempo y que éste sentencie de forma implacable e inapelable.
Este EYOC (European Young Orienteering Championship) me ha dado la oportunidad de formar equipo cartográfico con dos pedazos de maperos como la copa de un pino. Tanto en el programa oficial de competición como en la experiencia cartográfica yo era la chicha de un bocadillo rico, rico. Un pan es Juanma Crespo, a quien tuve la oportunidad de dar unas nociones y encaminarle en la disciplina de la cartografía (donde estés Juanma que sepas que cuanto más pasa el tiempo más se te echa de menos porque se suceden las ocasiones que soliamos compartir y en las cuales se extraña tu presencia. Recuerdo nuestros duelos nocturnos por los bosques arenosos de Valladolid a principios de verano, etc, etc. Como la huella que deja una suela de tacos en la tierra húmeda, tú has dejado también una marca sólida y definida en nosotros); el otro pan es Mario Vidal, quien quitando horas al sueño y a la convivencia familiar hace todo lo posible porque los aficionados a la cartografía en España nos reciclemos y estemos al día. Al final, con humildad y los sentidos abiertos, todos aprendemos de todos. Hay criterios compartidos y otros que no lo son, pero todos nos ayudan a hacer camino.
Bueno, ahora mi reto es hacer unos trazados para el próximo campeonato regional que hagan experimentar a los participantes toda la magia de Valonsadero y de mi propio plano, ¿seré capaz? Espero que si, sólo hay que “cambiar el chip” y en vez de ver el plano como cartógrafo verlo como orientador y trazador.

www.eyoc2010.com

sábado, 10 de julio de 2010

POR FIN IRLANDA. DÍA 1-VIAJE DE IDA

La tan esperada cita con la isla esmeralda ya ha llegado, pero el tostón de viaje a Madrid en autobús y luego el vuelo a Dublín se me antojan agotadores antes incluso de haberlos iniciado. Para quedarse a cuadros al pensar que se tarda lo mismo en ir de Aranda a Madrid en autobús que en ir de Madrid a Dublín en avión. Increible pero cierto, dos horas y media cada trayecto, en fín...lo importante es que voy a tener la oportunidad de conocer lugares nuevos...
De verdad quería añadir este país a mi particular lista de países en los que he practicado orientación, y más teniendo en cuenta las cualidades del terreno que me esperaba. ¿Anadiré algún país más a la lista este año? Espero que sí, Europa otra cosa no tendrá, pero países tiene para parar un tren. Lo realmente importante no es “coleccionar” países sino ponerse a prueba en terrenos diferentes.
En Dublín nos esperan Ana y Ana, con el coche de una vamos a la casa de la otra. Desde el aeropuerto, y a pesar del cansancio, los ojos se abren y dejan pasar hasta el cerebro todo aquello que ven en este nuevo lugar. Reparto de encargos traidos desde España y cháchara a altas horas de la noche.
El piso de Ana y Kishor es pequeño pero muy apañado y sobre todo muy cercano al centro de Dublín. Los anfitriones, serviciales y generosos como pocos, ofrecen su amable hospitalidad y ésta es recibida con gratitud. Ana nos propone varias visitas para el día siguiente.

DÍA 2-CONOCIENDO DUBLÍN, 1ª PARTE

Comienza la mañana con una visita al museo de la cerveza GUINNES, marca identificada automáticamente con Irlanda y muy conocida por sus famosas campañas publicitarias. Las proporciones de lo que mueve y ha movido esta marca de cerveza negra a lo largo de los muchos años de su historia es simplemente impresionante; y sí, hay muestra “gratuita”, una pinta bien tirada en lo más alto del museo, el bar GRAVITY. La visita merece la pena totalmente.
Después hay que comprobar cómo las gentes de estos lares disfrutan de un día soleado en los parques de la ciudad. Primero el parque de St. Stephen´s, más tarde un café moka en un Butler´s; después visita al parque de Merrion Square y por último al campus del Trinity College.
Ana y Kishor nos han citado para cenar bastante pronto porque luego nos vamos con algunos de sus amigos al canódromo. ¡GUAU! Nunca había estado en las carreras de perros y allí pongo en práctica mis dotes de observador de los cánidos y así apostar con una base ¿científica?. Con la ayuda de las estadísticas y con el examen visual de los perros conseguimos ganar en, al menos, 8 de las 10 carreras disputadas. Si me falla el curro aquí ya sé dónde ir a ganarme los €.
Más tarde damos una vuelta por los viejos muelles y canales, hoy renovados y con ejemplos de nueva arquitectura.

DÍA 3-CONOCIENDO DUBLÍN, 2ª PARTE

Hoy Ana no va a trabajar así que se calza sus deportivas, se pone ropa cómoda y nos dirige, en primer lugar, al parque más grande de Europa, el Phoenix Park. De camino vemos a bastante gente mayor que guarda cola para ir al BLOSSOM, la tradicional feria de jardineria.
En el parque Phoenix vemos un enorme monolito conmemorativo de varias batallas dedicado al Duque de Wellington; también, a lo lejos, un pedazo de cruz en el lugar en el que el Papa ofició la misa en su visita a Irlanda. Mucho más curioso que esto fue ver las manadas de ciervos y gamos que pueblan las praderas y bosquetes del parque. Acostumbrados a la presencia humana, estos animales toleran bien nuestra cercanía mientras rumian las hojas más tiernas y accesibles de los árboles.
Tras el parque, nos dirigimos al jardín botánico. Nada más entrar al mismo nos encontramos con el Presidente de la República de Irlanda, quien parece estar esperando a alguien para una visita oficial.
El jardín botánico es una joya con un gran número de especies distribuidas por familias o por su hábitat. Hay varios invernaderos bien preparados, unos con cáctus, otro con especies selváticas, otro con plantas exóticas, otro con especies de montaña, etc, etc...
Del jardín pasamos a un cercano cementerio, en el que se pueden ver múltiples ejemplos del arte funerario: cruces celtas, mausoleos, panteones, etc. Ah, aquí estaba de nuevo el Presi, continuando con su visita; si al final nos vamos a hacer colegas.
Tomamos un autobús y vamos hacia el centro de Dublín. Paseamos por sus calles visitando cafés con historia bellamente decorados con un estilo modernista, galerías comerciales dignas de ver y luego vamos a “Queen of tarts” para degustar un café con alguno de los dulces más típicos de Dublín: el pastel “carrot” y la tarta de queso con Bailey´s.
Después visita a la biblioteca pública para buscar alguna guía y fisgar un poco en los cercanos almacenes y modernas tiendas. Conozco a Bea y todos nos vamos después del “shopping” a tomar algo en un pub donde charlando y charlando se nos va el tiempo
.

Fotos: http://picasaweb.google.es/BernardoNanclares/MIIRLANDA#

DÍA 4-CAMINO A DONEGAL



Mañana de prisas, hay que ir al aeropuerto, unos toman un vuelo, otros hemos de recoger un coche de alquiler y salir hacia Donegal.
Un muchacho, al que me cuesta entender horrores, nos gestiona el alquiler de un Ford Focus bien equipado. Ya en carretera hay que adaptarse a la circulación por la izquierda, que ya caté hace años en Escocia. Lo más complicado viene al cambio de marchas y en las rotondas e intersecciones, pero poco a poco la cosa va bien.
Drogheda, Monaghan, Omagh y DONEGAL (o Dún na nGall en gaélico, que significa “la fortaleza de los extranjeros”). Donegal no es muy grande, pero tiene mucho ambiente porque es un punto a partir del cual hacer varias visitas interesantes y además es “capital” de condado. La zona de competición de los 3 días de Irlanda está a unos 10 kilómetros, al Noreste del lago Eske.
La amenaza del volcán islandés hizo que se retrasara al máximo el intento de reserva en un hotel por lo que, ya sin plazas disponibles, hubo que recurrir a un hostel, es decir un albergue, que si bien es más barato, también dispone de menos comodidades. Pero bueno, los que conocemos el suelo duro, nos adaptamos a lo que sea y al final el hostel resulta bastante bien porque hay muy buen rollo. Linda, la dueña del hostel, es una tía con un sentido del humor de la leche, las anécdotas con ella son numerosas y la química del cachondeo surge casi al instante. Además el ir y venir de gentes de todas partes dan color al día a día en el alojamiento.
Tras una visita a Donegal para comer, hacer compras, buscar información en turismo, etc, hay que ir a ver algo, ya que al día siguiente la carrera es corta y empieza por la tarde. Cualquier destino lejano se hace poco apetecible así que al final la visita es a unas playas situadas al Sur de la bahía de Donegal. Dichas playas son muy largas, de arena fina, con una barrera de dunas y con muchas algas en algunas zonas. La soleada tarde invita a caminar por la orilla y a llevar la vista a paisajes lejanos bastante diferentes a los habituales de la meseta castellana. El baño no parece recomendable por la temperatura de las aguas; hay gente con motos de agua pero llevan trajes de neopreno. Ya por la noche es tiempo para cenar y tomarse unas pintas, bien de Guinnes bien de Smithwiks, una cerveza de media fermentación bastante conocida por toda Irlanda. El REEL INN es un pub con música en vivo todas las noches. La primera noche allí estaba siendo retransmitida para la televisión la sesión de música tradicional. La fauna propia de este pub es digna de ver, incluido un borrachín que anda como Chiquito de la Calzada, habla solo y que lleva en las manos una pinta de cerveza y un chupito de whisky; se ve que ante la duda se dijo: “Pues los dos”.

DÍA 5-PRIMERA CARRERA EN LOUGH ESKE


La mañana vuelve a ser soleada, ni una nube en el cielo, ¿cuánto durará esta racha de buen tiempo? Desde el principio el clima ha sido estupendo, ni una gota de lluvia, ojalá no llueva en las carreras.
Unas compras y una ensalada bien cargada para comer que luego hay que salir al bosque, bueno bosque no, porque resulta que el terreno en el que se desarrollan las carreras no tienen ni un árbol, y ni un arbusto. INCREIBLE, pero cierto. Todo el terreno es un herbazal de suelo pantanoso con un relieve sinuoso, poco uniforme, con cotas, cortados y poco más.
La carrera cuenta apenas con 160 participantes y no todos corren los tres días. En el registro no te dan ni boletín, ni un pequeño obsequio, ni nada. Te dan la bienvenida y porque vienes de España sino ni eso. El paseo a la salida, dicen que es de 1 km., mentira, son 1 y medio, por lo menos. En previsión de mal tiempo, han colocado una tienda para dejar ropa de recambio si fuera necesario.
Ya en espera de la salida charlo con Jorge, un valenciano que se ha venido a la carrera con un vuelo Alicante-Derry. Él participa en H-35 y viene, como yo, con ganas de moverse y adaptarse en un terreno diferente.
Se notan algunas miradas de los participantes irlandeses, parecen pensar: “Este no me suena, ¿de dónde vendrá? Parece español”. Y es que, curiosamente, suelen acertar los jodidos. No parecen dudar pensando en si eres portugués, italiano, griego, español o lo que sea, directamente oyes “spanish” tras de ti.
Tomo la salida y me aferro a la brújula como un poseso ya que intento identificar las formas del terreno y no hay manera, así con más miedo que vergüenza me voy desviando casi sin querer hasta que relocalizo en 3 grandes piedras y al poco veo la baliza a cierta distancia. Nada más salir del primer control sumerjo las dos piernas en una zona pantanosa que no aparece como impasable. Pufff, qué larga se me va a hacer esta carrera... poco a poco voy adaptándome al terreno y a la interpretación del plano. Toda una ciencia el intentar identificar dónde el suelo es más sólido y dónde vas a hundirte, unas veces aciertas y otras no: ¡CHOFFF!
Tras la carrera ducha y a cenar, que allá se adelantan las horas de comer y cenar. Jorge se viene al “Castle Bar”, un pub-restaurante-bar de copas, etc, donde se puede comer y luego tomar unas pintas hasta que cierran. Volvemos al Reel Inn y esta noche la sesión es más sosa, más turística, pero bueno lo más divertido es contemplar la fauna humana que ronda en torno a esta pachanga tradicional.

DÍA 6-SEGUNDA CARRERA EN LOUGH ESKE


Esta vez la carrera es por la mañana y más larga que el día anterior. Subida hacia la salida, que hoy está más lejos, a 2 km.
En esta ocasión corro más mentalizado y con más ganas. Apenas cometo errores pero cerca del control 13 entro al trapo y me voy a una baliza cercana que no es la mía. La tontuna me resta minuto y medio más o menos. Aquí soy alcanzado por el ganador de la categoría, un húngaro que zumba que se las pela. No soy capaz de acabar a su ritmo.
Tras la carrera viene la comida y después una siesta. El temprano amanecer y la no existencia de persianas en estas latitudes hacen que acumule horas de sueño de poca calidad, por lo que caigo rendido en plena digestión, la cerveza también ayuda. La tarde transcurre tranquila aunque con la pesadumbre de no haber ido a hacer alguna visita a los numerosos sitios interesantes que hay cerca de Donegal, pero bueno, es lo que tiene la dinámica de las carreras.
Por la tarde-noche cena en un italiano; un platazo de pasta viene bien para tener hidratos en el cuerpo. Lo gracioso es que se les jode la alarma y un pitido infernal hace que vayan moviendo a todos los clientes a la planta superior. Bueno, lo mismo da arriba que abajo. Después hay que ir al Castle Bar, junto al viejo castillo de Donegal, para tomar unas pintas y mezclarse con los nativos.


En la foto se puede ver un ejemplo de las hierbas que cubren el terreno, aunque, sorprendentemente, estos cepellones tan verdes se pueden encontrar en algunos puntos concretos de la Calabaza.

DÍA 7-TERCERA CARRERA Y VUELTA A DUBLÍN

Hoy la carrera tiene salida a la caza, lo cual no me parece una buena decisión dada la extrema visibilidad del terreno. Las salidas son por recorrido y no por categoría, así que salgo a un segundo de un veterano que gentilmente me da un plano. El juez de salidas da dos toques de silbato después de reirse de la escasa diferencia que nos separa. Este corredor (H50, supongo) está en forma pero técnicamente falla más que una escopeta de feria; a veces se me va por físico pero luego le pillo o incluso le paso por técnica.
Incomprensiblemente el primer control se nos atraganta a un montón de corredores. Afortunadamente yo no pierdo mucho tiempo.
El recorrido me resulta bastante duro físicamente y también tiene algunos puntos técnicamente complicados. Tras una extenuante subida al control 14º, el punto 15 se me atraganta, no sé muy bien porqué pero interpreto mal una cota y no me doy cuenta de que el control no puede estar tan cerca de la vaguada recién pasada. Total, cagada que me deja fuera de la lucha por los primeros puestos.

Tras la carrera una duchita y algo de comer antes de volver a Dublín, donde la lluvia impera y nos empapa en un paseo vespertino. Para tomar algo y cenar vamos a Porterhouse, un local tradicional que elabora sus propias cervezas. Tomamos algo de picar y degustamos algunas cervezas propias del establecimiento. Después una vuelta por Temple Bar y a dormir.

Recorrido 3º día en: http://picasaweb.google.es/BernardoNanclares/MIIRLANDA#

DÍA 8-VUELTA A ESPAÑA

Los anfitriones se han ido a trabajar, así que se aprovecha para hacer algunas compras de última hora y dar el último paseo por Dublín antes de coger el vuelo de vuelta a Madrid. Tras devolver el coche de alquiler, vamos con el tiempo suficiente para tomar una última pinta de Guinnes en un pub del aeropuerto.En el vuelo hay un montón de irlandeses que supongo van a España con la idea de disfrutar de un clima, al menos, tan bueno como el que han disfrutado en su país la última semana, sin embargo parece que no va a ser así. Al final, el regusto que me queda de mi visita a Irlanda es muy agradable si bien me ha sabido a poco; me gustaría volver para visitar sus parques nacionales, sus costas, sus megalitos, sus otros muchos pubs y sobre todo sus gentes, amables y tranquilas, con un toque de locura y mucho humor, al menos eso parece, supongo que también los habrá bordes, como en todas partes.

lunes, 28 de junio de 2010

NOCTURNA COV. 1ª PARTE, SCORE A LA REMANGUIYÉ


Haciendo un esfuerzo, dados mis horarios laborales, acudo con ilusión a la tradicional cita con la nocturna que organiza el COV en los últimos días de junio. En esta ocasión, además, estreno una lámpara frontal que, parece, va a marcar un antes y un después en mis participaciones de noche. El frontal se trata en realidad de un foco para bicicletas compuesto por seis leds de alta intensidad que dan como resultado 700 lumens durante tiempo mucho más que suficiente para acabar una carrera, aun con muchas pérdidas.
Marca y modelo: LIGHT & MOTION. SECA 700.
Con el armazón de plástico del casco que partí en la caida que tuve con la bici de montaña a primeros de mayo he compuesto a lo McGyber un artilugio bastante solvente en cuanto a peso y comodidad para llevar el citado frontal. La ligera y pequeña batería va dentro de una riñonera que fijo a mi cintura. Paso el cable conector por dentro de la camiseta para evitar molestias y posibles enganchones. El conjunto resultante me da un rendimiento excelente; sólo un pero y es que me gustaría que se apagase con más facilidad cuando te pueden ver otros corredores, pero bueno.
Entre bromas y comentarios por mi nuevo frontal esperamos a tomar la salida masiva. En los primeros compases de la prueba corremos por una calle junto a las piscinas de La Parrilla. Yo voy con la luz apagada y sin mirar el plano hasta que a unos 100 metros del triángulo me digo: “Venga empanao, da la luz y mira un poco el plano por lo menos.”
La primera parte de la prueba consiste en un score de 12 controles que es difícil unir entre si, siempre te queda algún control a desmano, pero lo verdaderamente importante es no dejarse alguno. Los nervios ,o lo que sea, hacen que al picar el primer control suelte el plano como si no lo necesitara. Camino del segundo control oigo como algún corredor viene detrás de mi. La potencia de mi frontal hacen que las balizas del score, que tienen una lámina reflectante, se vean desde lejos en muchas ocasiones. Todo va bien hasta el 4º control; voy a rumbo y me desvío hacia mi derecha, las cosas empiezan a no cuadrarme pero me acompañan otros dos corredores que parecen seguros del desplazamiento. Ya un poco mosqueado veo un verde, relocalizo rápidamente, me doy cuenta del error y rectifico pero perdiendo un par de minutos. ¿Qué me hubiera costado ir al 4º control desviandome hacia el Este para coger el camino?
El resto del score no cometo errores que no sean la propia elección de orden en la visita a los controles. Al acabar, mis preocupaciones eran no dejarme ningún control e intentar comenzar el sector en línea solo para no convertir la carrera en una lucha constante con otro/s corredor/es. Y aunque comencé en solitario, rápidamente tuve compañeros de viaje.

NOCTURNA COV.2ª PARTE, SECTOR EN LÍNEA


Al poco de comenzar la parte en línea veo a varios organizadores que observan el paso de corredores y sacan fotos. Yo les pregunto que si ha pasado ya algún corredor y me dicen que dos o tres.
Me meto por las calles del pueblo un poco espesote y antes de volver al bosque me da alcance un corredor. Llegamos a la vez al control 13º. De camino al control 14º yo no leo demasiado el plano y me concentro más en la brújula pero, a pesar de ello, sigo los pasos del otro corredor, que me lleva al huerto. Al final sigo hacia el Norte donde relocalizo al llegar a un cultivo. Con todo me cuesta llegar al control que levanto a mi rival. Mantengo una leve ventaja en los tres siguientes puntos.
El control 18º no parece difícil, con un gran espolón como referencia, si bien la primera ladera en bajada desde la ruina está llena de maleza y con el suelo bastante irregular. Ya en la zona del círculo mi oponente se para y yo, en vez de pasar de sus reacciones, me dejo llevar, empiezo a dar vueltas un poco por probar cuando pasado un rato concluyo que el control ha de estar algo más abajo.
Para entonces el otro corredor ya ha picado la baliza y se encamina al siguiente control. ¡Mierda!¡Que se me va! Pico y arreo hacia el 19º.
Busco la seguridad del camino aunque sepa que luego me tocará subir a picar la baliza. Mientras, el corredor que me antecede y, contra todo pronóstico, se desvía hacia el Sur ¿cómo es posible? Ya llegando al control, veo como el otro orientador rectifica y viene reprochándose el error. Cuando vamos a picar ¡Oh sorpresa! Entra un tercer actor en escena. Veo que es de mi club y que lleva un frontal con poca luz. Vaya, ahora la lucha va a ser a tres bandas.
Pican el control 20º y 21º un poco delante de mi. De camino al control 22º compruebo el rumbo y veo que mis oponentes salen algo desviados hacia el Norte mientras que yo voy más a rumbo y manteniendo altura. Ya cerca del control veo sus frontales muy parados unos 100 metros al Norte y me digo: “Van a caer como alcones sobre mi en cuanto te vean parar a picar, pero esta puede ser una buena oportunidad si consigues mantener cierta distancia así que pica y sal corriendo como si te fuera la vida en ello”.
Salgo pitando hacia el control 23º y ya en sus cercanías me giro para ver cómo se van acercando las luces de mis ahora perseguidores. ¡Vamos, al siguiente! Mantén el rumbo y...¡ahí está!
Estoy cansado y por un momento pienso en que no merece la pena luchar, que es seguro que ellos están en mejor forma que yo, pero al segundo me digo que voy a vender cara mi piel. Venga, ya tengo el 25º, sólo me queda uno. DIOSSSS, ahora viene una cuesta arriba. Puedo oir a un corredor que me va comiendo terreno, apago el frontal porque no quiero ponérselo fácil, ¿servirá de algo? Estoy subiendo a oscuras y puedo oir su respiración. Vuelvo a dar la luz.
Llego un metro por delante al último control, que intento picar lo más rápido que puedo, y cuando todo parece indicar que nos vamos a jugar la entrada en meta con un apretado sprint, compruebo que el otro corredor no lucha por entrar antes que yo en la meta, ¿por qué? Luego me confesaría que apagó el frontal cuando yo lo hice pero que no lo volvió a encender, así que veía el último control mientras yo lo iluminaba y que al lanzarme al sprint y retirar la luz él ya no vió bien dónde tenía que picar, concediéndome los segundos suficientes para entrar tranquilo en meta.
Bueno, al final una carrera muy disputada con tres errores de 2-3 minutos que me alejaron del tiempo del primer clasificado pero que me dejó la grata sensación de haberlo dado todo bajo la luna llena en unos pinares que tantas alegrías me han dado.
¡Cómo me gustaría que hubiera más carreras nocturas!



lunes, 21 de junio de 2010

CONCIERTAZO DE MUSE EN EL VICENTE CALDERÓN

Peazo concierto de MUSE el miércoles 16 de junio. Eso era un conciertazo. Todo petao con la hostia de gente por todas partes. La parafernalia del espectáculo mucho más grandiosa en el Vicente Calderón que en el Palacio de los Deportes, ¿ande va a parar? Toda la peña con el boquino abierto, con la batería y el traje de leds, el ovni con el angelote, los globos-ojos...
En el repertorio de canciones yo hubiera hecho más bien un repaso de toda la discografía en vez de tantas piezas del último álbum, que para mi gusto es el más flojito de todos.
Increible la cantidad de gente. Ahí se nota si un grupo gusta o no gusta porque MUSE no ha tenido precisamente una promoción espectacular en España, metiendo alguna canción en los 40 Principales o algo así, sin embargo el boca a boca, su calidad como músicos, sus canciones y cómo las arreglan, etc, les ha convertido en un grupo con muchísimos fans.
Son muchos los que lamentan haberlos descubierto tarde y no haber disfrutado más sus primeros discos, en opinión de muchos los mejores. Los primeros en descubrirlos en España para el gran público fueron la gente de Radio 3, que televisaron un concierto cuando estaban empezando en esto. Este grupo ha hecho revivir en muchos el gusto por los grandes conciertos.
Bueno, a continuación las críticas, una web en español, la wikipedia y la web oficial:

http://www.elpais.com/articulo/cultura/Muse/rock/revulsivo/elpepucul/20100617elpepucul_1/Tes

http://www.elmundo.es/elmundo/2010/06/17/cultura/1276732670.html

http://www.museabuse.com/

http://es.wikipedia.org/wiki/Muse

http://muse.mu/

lunes, 31 de mayo de 2010

LIGA NORTE EN EL COMUNERO DE REVENGA

Otra prueba de Liga Norte y otro pódio. Parece que por fin he cogido el truco a esto. Se dice que no se puede vender la piel del tigre antes de haberlo cazado, y es verdad. Yo aun diría más, cuando estés cazando el tigre pon todos tus sentidos en la caza; una vez cazado ya puedes pensar en vender su piel.
“Qui-cir”: cuando estés en carrera manténte concentrado/a de principio a fin, tiempo habrá para analizar la misma, y para celebrar un buen puesto si éste llega y te alegra el día. Puedes acabar con tus posibilidades de triunfo si no estás a lo que hay que estar.
En las primeras carreras de la temporada no me centraba, quería obtener un buen puesto en vez de hacer una carrera técnicamente sólida, que es mi única alternativa para conseguir el mejor puesto posible. Así pues, “vísteme despacio que tengo prisa” y haz orientación lo mejor que puedas, no te líes, si estás en carrera concéntrate, despliega tus armas, combina las técnicas que conoces y aplícalas de la forma más eficaz posible. Sé fiel a tu estrategia; que la presencia de otros corredores/as no te afecte si no es positivamente (es difícil controlar este factor).
En este caso he salido pronto al bosque, un bosque fresco pero no saturado de humedad, imponente por su belleza y sus cualidades para la orientación. Empiezo al tran-tran, lento pero seguro, feliz por correr pronto, con poco calor.
Me atasco un poco en el 3º control pero resuelvo con soltura. Llego temeroso al 5º control y ya comienza el cambio de escala (2.500). Aumenta la concentración y la cautela, mido mis pasos como si planeara un difícil atraco o como si quisiera aprender un baile determinado. Insisto en fiarme de la brújula y el 9º control casi me lleva al huerto, compensaba más una medida desviación voluntaria para seguir una línea de cortados y otros elementos rocosos.
Del control 12º al 13º hay un cortado impasable, desde arriba veo el avituallamiento y gente que entra o sale del control, intento bajar por un lado, por otro, pero no hay manera, así que busco por dónde se vuelve más “amable” el largo cortado infranqueable.
Subiendo hacia el control 15º me doy cuenta de que tal vez no me esté exprimiendo físicamente lo necesario como para ganar una carrera; echo a correr un poco pero vuelvo a caminar al poco.
Vuelvo a la escala 1:7.500 y penetro en una parte del bosque que me es familiar por la carrera del campeonato regional del 2009. El entorno del control 16º me resulta difícil de interpretar, el cansancio ya va pasando factura al normal rendimiento del cerebro. Podría haberme fiado de la brújula, pero cerca de un control quiero tener algo más que la imposición de la aguja bicolor para atacar con solvencia y seguridad. El control 20º, un foso en una zona de vegetación espesa, se me antoja “peligroso”, no quiero echar a perder al final una carrera que está resultando bastante buena técnicamente, pero en vez de bordear un vallado, y entrar con más seguridad al control, me lanzo en línea recta.
Ahora toca un punto largo, la sensación es extraña, voy a rumbo y casi todo el recorrido entre puntos es bastante homogéneo, sin demasiadas referencias grandes. Llego a un camino, creo reconocer a qué altura del mismo estoy y sigo hacia el control. El relieve me dice que pare, intento reconocer la vegetación pero no encuentro ayuda, al final, simplifico, me agarro al relieve, identifico a grandes rasgos los elementos rocosos que me rodean, relocalizo y mi baliza tiene que estar al pie de ese cortado, ¿está? Siiiiiiiiiiiiii. Venga, sólo te falta una y hacia la meta. No parece difícil, hay un tendido eléctrico a medio camino, pero sigo más obsesionado con no fallar que con apretar y arañar segundos al crono.
Ya acabo. Al final la carrera se me ha hecho corta en la cabeza por entretenida, el punto largo al final ha puesto el contrapunto al común de la distancia entre controles. Curiosamente, se repite en H35 el pódio de veteranos A del pasado campeonato regional, sólo que se intercambian el primer y segundo puesto.
Al final todo ha salido como esperaba, una buena carrera que refuerza mi confianza y sin lesiones. Ambos son factores importantes de cara a la cita del próximo fin de semana.


miércoles, 26 de mayo de 2010

OTRA RUTA CON BICI DE MONTAÑA

Unos cuantos compañeros del curro nos juntamos la semana pasada para hacer una nueva ruta con la bici de montaña. Dicha ruta era Aranda-Lerma y vuelta. En mi caso era Quemada-Lerma y vuelta y me unía al grupo en Gumiel de Izán.
La verdad es que esta ruta era muy sosa, a veces era seguir los caminos de la A-1 y poco más, encima ese dí a soplo un viento Norte asqueroso que nos iba jodiendo todo el rato en la ida. Menos mal que a la vuelta nos daba de espalda.
Paramos a comer en el Lis 2, ya a la salida de Lerma. Unos se inclinaron por un bocata, otros por un plato combinado. Unas jarras de cerveza con limón y luego unos cafés antes de iniciar el viaje de vuelta.
Yo creía que mis apañeros no superarían mi nivel sobre la bici, pero la verdad es que tiran como bestias y, a veces, me toca recuperar llaneando o en bajada lo que me sacan hacia arriba.
Lo confieso, no subo bien, desde que hace años me rompí unas fibras junto a la rodilla izquierda por abusar de plato con la bici de carretera, ya no subo como antes, uso desarrollos más cómodos pero más lentos. Bueno, eso y las lorzas que también pesan lo suyo, lo bueno es que luego hacia abajo tiro como un animal...y sin dar pedales apenas, jejeje.
Bueno, que nos metimos una kilometrada bastante sosa, pero lo importante es mover el culo y salir un poco con los apañeros, quienes repetidamente me preguntan cuando voy a organizar una orienta-bike como las que monta mi colega el tiry. A lo que yo les contesto:
No, si la voy a montar, pero hoy no.....MAÑAAAAAAAAANA.
Hala majos id entrenando este verano, que ya para el otoño será el momento. Si es que no doy a basto con los planos, CAGON SOS.

Hace poco me pasaron este enlace de un descenso con bici de montaña. ¡Es una pasada!:
http://www.snotr.com/video/1686

viernes, 21 de mayo de 2010

PLANOS PEQUEÑOS, PLANOS GRANDES

Todo cambia, también nosotros, o debería decir sobre todo nosotros, los seres humanos. Yo antes disfrutaba enormemente de mis salidas-entrenamientos técnicos que tenían por objeto completar pequeñas sesiones de trabajo de campo para, poco a poco, componer un plano de orientación. Al principio, con toda una técnica por descubrir, me lanzaba al bosque con poco y mal material pero con muchas ganas de aprender. Con el tiempo esto fue cambiando; quiero decir que cada vez hay más y mejor material al alcance de cualquiera y no que yo sea ya un cartógrafo de la hostia, ni mucho menos.
Los primeros 3 planos que hice tenían una extensión de unos dos kilómetros cuadrados, un tamaño bastante bueno, ni grandes ni pequeños. Su calidad y las dificultades que me acarrearon fueron pobre por un lado y muchas por el otro, pero mereció la pena.
Posteriormente vendrían planos más grandes: La Regalada y Pico del Águila (6 km2), Portillalbo y Los Hondillos (7 km2), Navas del Pinar (5 km2) y Valonsadero (5´5 km2).
En este momento tras demostrarme a mi mismo que he sido capaz de acometer proyectos más importantes, he llegado a una etapa diferente. La verdad es que el plano de Valonsadero ha marcado un antes y un después en mi disposición para la cartografía y ahora he vuelto al gusto por los pequeños planos en el caso de la orientación a pie (1 km2), buscando zonas interesantes o que complementan otras mayores ya cartografiadas, como es el caso de El Enebral de Hornuez o La Senda de Aldeapeña. La ventaja de estos planos pequeños es que se pueden terminar en pocas sesiones y, si reunen las condiciones adecuadas, pueden dar mucho juego para modalidades como el sprint, media, relevos, nocturnas...
Por otra parte, el interés de varios aficionados cercanos a mi por la orientación con bicicleta de montaña, me han hecho iniciar proyectos en una variante que hasta ahora no me había dado por probar. Estos planos tienen una gran extensión, pero la ecuación trabajo de campo-trabajo de ordenador se inclina, esta vez, a favor del trabajo en casa.

Bueno, de momento mi prioridad a corto plazo es terminar lo poco que falta en el plano de Navas del Pinar y hacer una revisión del plano de Pinarejos 1, para que ambos puedan ser utilizados como zonas de entrenamiento en el EYOC 2010 de Soria.

domingo, 9 de mayo de 2010

MUNDIAL A PIE 2010

A estas alturas tal vez nadie se haya planteado dónde se disputa el próximo Mundial de orientación a pie. Tal vez tampoco nadie se haya planteado quien tiene más posibilidades de hacerse con el triunfo.
A continuación un enlace de interés para saber más acerca del Mundial de este año: www.woc2010.com
Como el Mundial se celebra en Noruega, los orientadores y orientadoras de ese país tendrán un aliciente importante para dar lo mejor de si mismos, aunque a veces la responsabilidad y la presión pueden jugar malas pasadas, como bien sabemos.
Los nombres que más suenan por estar en el punto más álgido de su carrera y por currículum pueden ser ANDERS NORDBERG y HOLGER HOTT JOHANSEN en el caso de los hombres y ANNE MARGRETTE HAUSKEN y MARIANNE ANDERSEN en el caso de las mujeres. Todos ellos han logrado alguna medalla en las últimas ediciones del Mundial a pie y sus notables logros pueden ser consultados usando un buen buscador; algunos tienen incluso página web.

Pero, ¿qué corredores y corredoras noruegas vienen pisando fuerte?,¿quiénes se postulan cómo sucesores de los y las mejores? Yo me atrevo a apostar fuerte por:
OLAV LUNDANES en chicos y por INGUNN HULTGREEN WELTZIEN en chicas.
Ambos son muy jóvenes pero vienen de arrasar en los Mundiales Junior que han disputado y van metiendo la cabeza en lo más alto de las clasificaciones de la Élite mundial,además están más que preparados para la disputa de cualquier modalidad dentro de la orientación a pie.
El seleccionador noruego tiene un trabajo muy difícil: ¿Confiar en los valores seguros de los más veteranos o en la frescura y juventud de las nuevas estrellas? Hummmm, haré una megamix con todos...
Lo que si espero de verdad es que un tal IONUT A. ZINCA dé la campanada y, por supuesto que nuestros representantes consigan el mejor puesto que puedan, aunque hay que reconocer que el terreno noruego no es nada, nada fácil. Suerte para todos y que ganen los mejores.

miércoles, 5 de mayo de 2010

A CORAZÓN ABIERTO

No mucho, muchísimo he meditado antes de mostrar mis vergüenzas del alma plasmadas en una ¿poesía?. El duro invierno pasado me sumió en un hastío poco normal en mi, de naturaleza poco ambiciosa y rico por conformarme con poco. Sin embargo, las horas cerrado en casa, preso por un cielo sin piedad hicieron que volcara mis pensamientos en un espacio blanco; blanco como el campo nevado, hermoso por la llamada al placer de ensuciarlo con mis pisadas y tenebroso en su claridad por lo que puede ocultar bajo su manto.
Y así muestro mi alma, desnuda y sudorosa como un finlandés en su sauna poco antes de fustigarse con unas ramas de abedul.
El viento Norte que nos azota y nos cala hasta el tuétano ha hecho volver a mi sentimientos del pasado que lanzo a un mar virtual en una “blogtella” de cristal líquido.


Otro invierno se va
dejando un año atrás
dejando frío y muerte
temor y oscuridad

Otro invierno que huye
y me deja a la mitad
deja lluvia y deja hielo

y ganas de terminar

Ya no quiero cerveza,
que me amarga el paladar
sólo quiero estar solo
solo para mirar

Otro invierno se marcha
y me deja en la ventana
viendo al viento volar
viendo charcos nada más

Ya no aprecio la paz
no deseo el nirvana
quietud que anhelara
ya no la quiero más

Soy joven pero viejo
soy viejo aunque joven
sólo vivo otras vidas,
no encuentro mi edad

Morir puede dar la vida
si morir es amar de verdad
mejor vivir un segundo
que morir una etermidad

Tranquilo pero vacío
vacío de tanto esperar
esperar lo que no llega
en vez de salir a buscar

Cómo envidio a los necios,
no se paran a pensar
que sólo siguen su instinto
comer, beber y bailar

Engañarse es necesario
para una vida normal
la verdad no es nada útil
de poco te servirá

Tontos y satisfechos
sin ganas para pensar
sólo con mucha fuerza
con ganas de trabajar

Esclavos de los motores
que hacen al mundo girar
Oro, placer y tedio
¿quién necesita más?

Mezclo churras con merinas
y aceite hecho al agua
pierdo el tiempo con pruebas
lo pierdo con las palabras

Hubo quien me tentaba
a la cadena entrar
era el diablo con un hueso
la costilla de Adán

Pero yo me engañaba
porque no creía ser un can
como humano me erguía
buscando la claridad

Pobre tonto orgulloso
creyose mejor que el can
porque tenía dos piernas
y una testa para pensar.

Mi cuerpo me traiciona,
cuesta abajo he de estar
porque ando por los extremos
en vez de por la mitad

La culpa es del invierno
que no deja respirar
que me hostiga con sus armas
que me quiere rematar.

Venga pronto ya el estío
que el ciclo avance ya
ya estoy harto de lluvias
que el cielo se abra más

Que el sol castigue mi espalda
que lo maldiga una vez más
que caliente hasta morirme
que pida al invierno tornar

La humana naturaleza
no me deja de asustar
despreciamos lo que tenemos
lo que no, hemos de ansiar.

Yo que ahora no tengo
costilla que fuera de Adán
quiero amor y quiero muerte,
quiero instinto, quiero bailar.

Y si acaso la encontrara
la vida me iré a buscar
que no sea en los silencios
que no sea sin la paz.

domingo, 2 de mayo de 2010

MÁS DURA SERÁ LA CAIDA

Hoy domingo 2 de mayo, día de la CAM y de la Madre, mi colega Tiry organizaba una nueva carrera de orientación con bicicleta de montaña. Para mi era una buena oportunidad para ponerme a prueba con la bici y de leer plano, si bien imaginaba que éste no sería de mucha calidad comparado con uno que respete las normativas IOF.
Efectivamente el plano era un corta-pega con una edición bastante casera de planos en escala 1:25.000. Pero bueno, para una prueba entre amigos podía valer. La carrera discurría en los alrededores de Gumiel de Izán y tenía aproximadamente 45 kilómetros de distancia.
En estas carreras no se usan balizas sino números pintados con spray y el sistema de marcaje de paso por los controles es sacar una foto al número junto con la bici, o al menos una parte de la misma.
Yo he salido el último y es que esperaba la mayor temperatura posible, ya que el día estaba nublado. Con la bici yo voy mejor cuando hace calor.
He llegado sin problema al primer control pero en las cercanías del segundo me he liado un poco con unos caminos y me he marchado del que yo creía elemento correcto sin haber sacado la correspondiente foto porque no he visto el número. Tras una considerable pérdida de tiempo he llamado al organizador por si no había puesto número y se le había olvidado decírmelo, pero no me cogía el móvil. Ya he decidido marcharme de camino al tercer punto y me ha llamado confirmándome que si había número y que he debido estar cerca pero no en el elemento que había que buscar (un tunel bajo las vías del tren). Así que no sabía si volver atrás, seguir y pasarme luego por el dichoso punto o qué hacer.
Al final he continuado haciendo muy bien el 3º y 4º puntos, que eran de los más largos. De camino al 5º control he hecho una buena elección de ruta que por lo visto no se le ha ocurrido a nadie. Al ir hacia el control me he cruzado con otros participantes; unos habían salido 20 minutos antes que yo, otros incluso antes.
Espoleado por lo bien que iba, aunque tuviera que ir a por el 2º control más tarde, llevaba un ritmo bastante alto cuando en una curva con poca visibilidad por las carrascas he chocado frontalmente con un participante. El hostión ha sido morrocotudo, ya que apenas nos ha dado tiempo a frenar y hemos chocado hombro con hombro y los manillares. Yo he salido peor parado ya que he caido casi de espaldas llevándome un buen golpe en el glúteo y codo derechos y un monumental golpe de la cabeza contra el suelo. Afortunadamente el casco ha hecho su trabajo porque si no no sé cual hubiera sido el resultado. El casco se ha partido por la parte posterior y ha quedado inservible, pero bueno mejor el casco que mi cráneo.
Tras el golpe he decidido abandonar la carrera, ya que no era cuestión de forzar la máquina. El alcance de las lesiones no parecía importante y la bici no ha salido mal parada pero bueno...tampoco me estaba jugando el Campeonato del Mundo.
Así que bueno, ahora espero que se pasen pronto los efectos de la caida y a seguir entrenando para estar como una bestia de cara al verano.